• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Todo el destino de Otto Pérez se debatirá en Tribunales, en cambio el futuro de Guatemala lo defiende un pueblo que no se rinde.
    En Profundidad

    Todo el destino de Otto Pérez se debatirá en Tribunales, en cambio el futuro de Guatemala lo defiende un pueblo que no se rinde.

Los escándalos de corrupción que envuelven al actual mandatario Otto Pérez Molina por el caso “La Línea” vaticinan unos comicios neurálgicos, en los que se debatirá el clamor de un pueblo por una salida a la impunidad, contra la ambición desdeñada y escondida en nuevos rostros que aspiran la Presidencia. 

Comienza el mes de septiembre, y con él, la cuenta regresiva para las elecciones presidenciales en Guatemala que enfrenta un tenso clima político y social tras las vinculaciones con hechos fraudulentos del actual mandatario Otto Pérez Molina.

El Presidente perdió la inmunidad por aprobación del Congreso de su nación este martes 01 de septiembre, se necesitaban sólo 105 votos a favor de esta medida y se emitieron 132. Ahora enfrentará a la justicia como un ciudadano común.

Se esperan dos escenarios, uno que renuncie por voluntad propia y se entregue a los tribunales, o que se mantenga en el cargo como jefe de Estado hasta que se emita una orden de captura en su contra, perdiendo la titularidad de la nación inmediatamente. 

Ambas opciones predicen que la Presidencia será ocupada próximamente por el vicepresidente actual Alejandro Maldonado Aguirre, quien fungiría como mandatario interino hasta que se fije una nueva sentencia, o hasta enero cuando asuma formalmente el cargo el candidato que resulte ganador en las elecciones. 

Otra alternativa que pudiera tomar el mandatario es solicitar asilo político en Estados Unidos. 

Aquí-→ En Claves: Elecciones en Guatemala

El seis de este mes se celebrarán los comicios para elegir al Presidente y Vicepresidente de la República en Guatemala, así como a los diputados del Congreso, los miembros de las Corporaciones Municipales y del Parlamento centroamericano.
Están convocados a votar 7,5 millones de guatemaltecos. 

La mayoría del pueblo mostró su emoción ante el retiro de la inmunidad Otto Pérez, pero la lucha va más allá. 

La gente busca nuevos rostros, otros valores que dirijan una Presidencia sin corrupción, por eso, no se quedarán de brazos cruzados hasta que los demás políticos vinculados al actual gobernante Partido Patriota (PP) también enfrenten la justicia. De acuerdo con el corresponsal de teleSUR en Guatemala, Mario Rosales, un posible arresto de Otto Pérez traerá consigo la investigación y posible caída de por lo menos cuatro funcionarios más ligados a su Gobierno.

No se vislumbra evasión de la justicia para él ni para su partido.

La tensión que se respira en la nación centroamericana ante las cuantiosas y profundas protestas de un pueblo que pide una salida pronta del tren Ejecutivo, por la relación directa de sus miembros en el caso de defraudación aduanera conocido como “La Línea”, no deja de ser noticia. 

Pues se trata de un caso de corrupción revelado por la Fiscalía de Guatemala y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), el pasado 16 de abril de 2015, calificado como una red sofisticada de contrabando en las aduanas nacionales.

Operaba a través de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que se dedicaba al contrabando, la defraudación presupuestaria y lavado de dinero en los principales puertos de la nación. 

Manifestaciones contra la corrupción. Fuente: dw
 

Por este caso, unos 158 funcionarios del Gobierno de Otto Pérez fueron detenidos, entre ellos la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien pensó que tras su renuncia en mayo de 2015 se calmarían los ánimos y las acusaciones en su contra. 

Lea-→ Menchú: Renuncia de vicepresidenta es un triunfo del pueblo guatemalteco

El nombre “La Línea” se refiere a un número de teléfono al que se llamaba para negociar la alteración de los documentos de la mercadería importada, con el objetivo de pagar menos impuestos.

Sepa más--→  ¿De qué trata el caso “La Línea?

La atención mediática mundial se concentra entonces en Guatemala, a la expectativa de lo que sucederá en las próximas horas, referente al panorama electoral, después del retiro de la inmunidad del mandatario, compaginado con las nuevas pruebas que siguen surgiendo en su contra, así como el seguimiento de la condena de su exvicepresidenta Roxana Baldetti, a quien el Juzgado embargó otra de sus residencias, mientras cumple prisión preventiva en el retén de mujeres Santa Teresa. 

La presión de un pueblo pesa más que millones de dólares y quetzales. 

De acuerdo con investigaciones de teleSUR, por la corrupción de “La Línea” se han perdido unos 4 mil 200 millones de quetzales (equivalente a 534 millones 689 mil dólares) y la cifra por desfalco económico asciende a 130 mil millones de dólares.

El pueblo guatemalteco no se rinde. Fuente: vocesmayas

Pero, ¿Por qué Pérez Molina no renuncia ante la presión nacional? ¿Cómo es posible que no tuvo nada que ver con el caso “La Línea”, si su vicemandataria está en la cárcel imputada por este flagelo?

El Presidente insiste en que no piensa renunciar y llama a la gente a reflexionar, pero contrariamente surgen nuevas pruebas que lo inculpan, como el caso de un audio que reveló el Ministerio Público (MP) de esa nación, en el que se escucha a éste girando instrucciones para cambiar al jefe de Recursos Humanos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Este puesto es considerado clave para mantener el control de las cuatro importantes aduanas del país, facilitando así las operaciones de “La Línea”.

Otto Pérez Molina y uno de los 14 candidatos a reemplazarlo en las elecciones del próximo domingo 6 de septiembre, Juan Guillermo Gutiérrez Strauss, fueron denunciados este martes por lavado de dinero y defraudación tributaria.

La negativa del  Presidente a renunciar a su cargo desató mayores manifestaciones de quienes se apostaron en el Congreso hasta que lograron que éste perdiera la protección a ser juzgado y procesado. 

Más de 75 mil ciudadanos marcharon en el interior del país; otros 25 mil en la capital.
Fuente: emisorasunidas

Lo cierto es que se mantiene la voluntad popular que apunta a que éste deje el cargo y que las elecciones sean postergadas hasta que se aplique una reforma que no permita el apoyo financiero a partidos con capital fraudulento. 

No obstante, sectores de la derecha internacional insisten en que los comicios no sean interrumpidos, ni postergados. 

Pero no se trata sólo de una parte de Guatemala, es toda una nación que convulsiona para acabar con una cúpula que consideran podrida, y la instalación de un sistema sin tanta malversación de fondos, que aplique la justicia en todos los niveles.

Después de la masiva concentración del sábado 29 de agosto en Plaza La Constitución, de Ciudad de Guatemala, centenares de ciudadanos decidieron marchar nuevamente mediante una gran carrera que gritaba el lema “renuncia ya”.

Por lo visto, el recurso de amparo que emitió la defensa del mandatario, no pudo con millones de voces unidas.  

Inmunidad perdida

El mandatario no se presentó ante la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el pasado sábado 29 de agosto, delegación investigadora de su vinculación con “La Línea”, en su lugar envió un informe en el que rechaza las acusaciones en su contra, aunque días antes había asegurado a los medios que daría la cara a la justicia.

Esta delegación pesquisidora está conformada por dos diputados oficialistas del Partido Patriota (PP), dos de la tolda Libertad Democrática Renovada (Lider) y la titular de Ecuentro por Guatemala, Nineth Montenegro.

Vea-→ Pérez Molina no asistió a cita del Congreso por caso "La Línea" .

Además, son muchas las entidades y organizaciones que se unen al llamado de la CICIG de procesar al mandatario, entre ellas destaca la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), el partido político indigena Winaq, cuyo líder, el diputado Almicar Pop, destapó el caso de corrupción gubernamental del Presidente y su Gabinete.  

El procurador de los Derechos Humanos Jorge de León Duque y el arzobispo metropolitano Óscar Julio Vian Morales, también han intervenido para que la justicia guatemalteca juzgue y procese a Pérez Molina. 

Mientras que el movimiento campesino anunció próximas marchas, movilizaciones y bloqueos en distintos puntos del país, por lo menos en 20 departamentos, para seguir exigiendo la dimisión del Presidente y el aplazamiento de los comicios generales.

Aquí más-→ Guatemala: campesinos también marcharán contra la corrupción.

La marcha de los productores del campo también centra su atención en la petición de la renuncia del vicepresidente actual Alejandro Maldonado, por su supuesta participación en la anulación del juicio por genocidio del dictador Efraín Ríos Montt, que lo ayudó a no regresar a prisión. 

Vea-→ Guatemala: grupos se enfrentan por inmunidad de Pérez Molina

Renuncie o no el Presidente, se le hará un seguimiento penal

La Fiscal General, Thelma Aldana expresó que “sería lamentable procesar a un Presidente en funciones”, pero “con su renuncia o sin ella, se llegará al mismo resultado: una persecución penal”. Es decir, tarde o temprano Otto Pérez deberá enfrentar a los Tribunales en su país y rendir cuentas de las acusaciones.

Elecciones dudosas

El pasado 18 de julio la CICIG presentó un informe que demuestra el supuesto financiamiento ilícito de las campañas políticas, con dinero proveniente de la corrupción y el crimen organizado en Guatemala. 

El documento revela que los partidos políticos son financiados por “estructuras criminales que a partir de posiciones políticas saquean al erario público para los gastos de las campañas electorales, con el propósito de enriquecer a sus integrantes”, así versa. 

El informe fue publicado, luego que el MP y la CICIG acusaran al diputado oficialista Manuel Barquín y al parlamentario Jaime Martínez Lohayza de integrar una presunta red de lavado de dinero, situación que representa un escándalo más por corrupción durante el Gobierno de Otto Pérez Molina,

Dato: De acuerdo con este estudio, un 25 por ciento del financiamiento a la actividad política en Guatemala proviene de estructuras criminales, especialmente del narcotráfico; otro 25 por ciento del sector privado y el restante 50 por ciento procede de instituciones del Estado.

Ésta es la razón por la que los guatemaltecos solicitan una reforma electoral, antes de los comicios de este seis de septiembre. Quieren un cambio total de gestión, una reforma de fondo. 

También-→ Guatemala: revelan financiamiento ilegal de campañas políticas

El pasado 19 de mayo el periodista Óscar Clemente Marroquín, director del Diario La Hora en Guatemala publicó en su columna de opinión que el sistema actual de elecciones y de Gobierno está podrido.

“Si las elecciones próximas son una camisa de fuerza para impedir que se hagan los cambios que el país necesita, al diablo las elecciones, porque no podemos condenarnos a seguir con la misma porquería aunque cambien los nombres. Allá los leguleyos con sus teorías, pero esas aguas desbordadas van a arrollarlo todo si no actuamos con sensata valentía”. 

Otto Pérez Molina cada vez más solo

Tras la acusación formal del MP y su decisión de aferrarse a su cargo, seis de sus 13 ministros y otros altos cargos renunciaron.

Los primeros ministros que abandonaron sus funciones el pasado 22 de agosto fueron los representantes de las carteras de Economía y los viceministros de Educación, Salud y Agricultura. Mientras que el exministro de Defensa, Manuel López Ambrosio, y el de Interior, Mauricio López Bonilla se fueron del país rumbo a Panamá, Estado con el que Guatemala no tiene tratado de extradición.

Ciudadanos de otros países le han dado la espalda al mandatario, ya famoso no por ser Presidente, sino por los escándalos de corrupción. 

Mientras que para el diputado del partido indígena Winaq, Amilcar Pop, la pérdida de la inmunidad de Otto Pérez lo llevará a cumplir una condena mayor a 20 años de cárcel. También aseguró que el jefe de Estado no tendrá el beneficio de casa por cárcel. 
El parlamentario también explicó que de ahora en adelante se termina el juicio político contra el mandatario, porque se abre uno legal como se le haría a cualquier persona que incurra en delito común. 

Por su parte, el analista y sociólogo guatemalteco Maynor Berganza en entrevista con teleSUR, afirmó que lo más sensato que podría pasarle al Presidente es que por voluntad propia se separe de su cargo. 

Próximo Gobierno heredará enorme crisis económica

El Presidente nuevo recibirá un país con una millonaria deuda externa, batallando contra la pobreza y con un crecimiento económico a la baja ante la incertidumbre política que han provocado los escándalos de corrupción destapados desde abril pasado.

Más de 7,5 millones de guatemaltecos han sido convocados a votar en un proceso marcado por una marea de denuncias contra el fraude gubernamental, lo que predice un posible absentismo por la falta de una reforma electoral.

 

La corruptela destapada desde abril pasado por el MP y la CICIG llevó a prisión a más de 60 personas. 

Según la Secretaría General de Planificación (Segeplan) de la Presidencia, los mayores índices de pobreza general se concentran en 125 de los 338 municipios que tiene el país.

La pobreza afecta a un 53,71 por ciento de la población y de ellos, el 13,33 por ciento, vive en la más absoluta miseria.

La convulsión política y social en el país centroamericano viste un escenario de protestas, denuncias e investigaciones para este año electoral, que determinará si partidos apologistas a Otto Pérez podrían nuevamente mover influencias para el triunfo, o si la voluntad de una enorme masa nacional o internacional se subleva a toda costa por una Guatemala libre de corrupción e impunidad.

Orden de captura

El Ministerio Público de Guatemala emitió el miércoles una orden de captura contra Otto Pérez Molina por su presunta implicación en el caso de defraudación tributaria conocido como “La Línea”.

Según la instancia, Pérez Molina es acusado de asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera; cargos que fueron imputados previamente a la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Renuncia

Ese mismo miércoles presidente Otto Pérez Molina renunció al cargo el miércoles a las 19H00 locales (01H00 GMT del jueves; aunque la información fue dada a conocer por el vocero presidencial, Jorge Ortega, durante la madrugada del jueves. 

Según Ortega el objetivo de la renuncia es "mantener la institucionalidad y el orden que corresponde dentro del Estado", así como afrontar "de manera individual" las acusaciones en su contra.

Ante la situación se espera que el Congreso de Guatemala convoque a una sesión extraordinaria para juramentar al vicepresidente Alejandro Maldonado, debido a que la Carta Magna de esa nación no contempla el vacío de poder.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.