• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 28 junio 2015

Los griegos decidirán el 05 de julio si aceptan la propuesta de los acreedores, a la que el primer ministro pidió rechazar.

El jefe del Gobierno griego, Alexis Tsipras, advirtió a los líderes de la eurozona que los ciudadanos no se rendirán ante sus chantajes y amenazas, pues tienen derecho a decidir el futuro del país mediante el referendo aprobado este domingo por el Parlamento.

“Los prestamistas internacionales verán que Grecia no se rinde” (...) ni amenazas ni chantaje ni intentos de incitar el pánico cambiarán la voluntad del pueblo griego de vivir con dignidad”, aseguró Tsipras.

El órgano legislativo aprobó la consulta convocada por el primer ministro con 178 votos a favor, 128 votos en contra y dos abstenciones el proyecto de referendo con la pregunta ¿aprueba o no la propuesta que hace la Troika?, informó el colaborador de teleSUR, Vicent Montagud, desde Atenas (capital griega).

Los griegos decidirán el próximo 05 de julio si aceptan la última oferta de acuerdo hecha por los acreedores (Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo), a la que el primer ministro pidió rechazar con un contundente No.

“Nuestra dignidad  no es un juego. Un millón y medio de desempleados no son un juego. Tres millones de personas viviendo en la pobreza no son un juego", rafirmó el primer ministro griego tras la votación del Parlamento.

Dejó claro a los acreedores que su país, como integrante de la Unión Europea, no tiene que pedir licencia para manifestar su voz en contra de lo que los afecta. 

"Grecia no es un invitado en Europa, sino un miembro con los mismos derechos", agregó el premier de Atenas, quien preguntó al eurogrupo por qué los demás países del bloque sí pueden consultar a sus ciudadanos y los griegos tienen prohibido expresarse. 

El ABC de la crisis griega

Este domingo representantes del Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), reiteraron que no hay acuerdo con el gobierno griego, tras rechazar su propuesta y no hallar solución con el denominado “Plan B” que analizaron.

"Nos pidieron que coloquemos de nuevo la carga sobre los hombros de los pensionistas y trabajadores", respondió Tsipras ante la nueva negativa de los acreedores. 

Lee » 10 frases del discurso de Alexis Tsipras

Desechó la opinión de algunos políticos europeos que consideran el referendo como la salida de Grecia de la zona euro, y les pidió respetar la soberanía del pueblo. 

“(...) no significa de ninguna manera haber decidido romper con Europa. Es una decisión de poner fin a la extorsión y la coerción, unas prácticas que se han vuelto demasiado comunes en Europa", resaltó el primer ministro. 

 

Tras la aprobación del referendo, los ministros de Finanzas del eurogrupo anunciaron que no prorrogarán el programa de rescate solicitado por el Gobierno griego más a allá de este mes. El martes 30, Atenas debe pagar cerca de 1.6 millones de euros al FMI.

 

Sin embargo, el presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk pidió a los líderes de la zona euro que no dejen ir a Grecia del bloque. 

"Grecia es y debe seguir siendo un miembro de la zona euro. (Sigo) en contacto con líderes (de la UE) para asegurar la integridad de la eurozona con 19 miembros", escribió Tusk en su cuenta de Twitter.

 

Esto luego de que Tsipras no aceptó las presiones ni todas las condiciones impuestas por la troika en los encuentros destinados a definir el plan de ayuda económica a la nación helena. 

Lee » Tsipras no permitirá que Europa dé lecciones a Atenas

La propuesta de los acreedores 
El eurogrupo quería imponer a Grecia la aplicación de recortes de cotizaciones sociales que pagan los jubilados, incrementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los restaurantes de 13 por ciento a 23 por ciento, y recortar los gastos en defensa y otros asuntos de política exterior. 

En contexto

El 30 de junio expira la prórroga para el segundo “rescate” a Grecia, por lo que si no hay un acuerdo entre Atenas y sus acreedores, el país deberá hacer frente a un complejo escenario económico.

En 2010, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) concedieron a Grecia un paquete de “rescate” de más de 240 mil millones de euros para solventar su economía.   La ilegítima deuda helena.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.