• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Artur Mas reiteró su disposición para dialogar aunque duda que desde España haya intenciones de hacerlo.

Artur Mas reiteró su disposición para dialogar aunque duda que desde España haya intenciones de hacerlo. | Foto: EFE (archivo)

Publicado 30 septiembre 2015

El Presidente de Cataluña defendió el referendo independentista del pasado 9 de noviembre de 2014 , en el que participaron 2.3 millones de personas y 1.9 millones apoyaron la libre determinación. Dijo que fue “un gran acto de rebelión democrática”.

El presidente de Cataluña, Artur Mas, afirmó este miércoles que el referendo independentista realizado en 9 noviembre de 2014 fue un “un gran acto de rebelión democrática”. 

"Fue un acto de plantarse ante el Estado, fue un gran acto de rebelión democrática. Salvando todos los obstáculos, plantamos cara y pusimos las urnas", aseguró Mas y agregó que la respuesta del Gobierno de España "fue la reacción de un Estado o un Gobierno orgulloso, herido en su orgullo, rabioso, torpe, incapaz de dialogar, que actúa a lo bruto y que hace todo lo posible para ver si se me puede cargar".

El catalán hizo estas declaraciones luego de recibir una citación para presentarse como imputado ante el Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña por la consulta independentista de 2014.

Lea también→ Artur Mas proclama triunfo electoral independentista

En este sentido, reiteró su disposición para dialogar aunque duda que desde España haya intenciones por realizar alguna consulta popular sobre la independencia de Cataluña.

"Si el Gobierno español quiere dialogar, nosotros iremos a sentarnos con ellos", aseguró, sin embargo, a su juicio no hay "nadie en España que esté dispuesto a hacer un referendo sobre la independencia de Cataluña, con consecuencias jurídicas vinculantes".

El mandatario catalán apuntó que la consulta es "el pulso más grande de Cataluña al Estado español en 40 años".

Entretanto, Mas llamó a la Candidatura De Unidad Popular (CUP) a “unir fuerzas ante un adversario prepotente, que no quiere deialogar” (El Esatdo español).

La propuesta ocurre luego de las elecciones parlamentarias de este domingo 27 de septiembre, consideradas un plebiscito sobre la independencia de Cataluña, en las que su partido Juntos por el Sí no alcanzó el 50 por ciento de los votos (62 escaños), pero la CUP, el otro partido independentista, obtuvo 10 sitios, lo que sumaría 72 sobre los 135 puestos en el parlamento regional.

En contexto

Los comicios del pasado domingo, se plantearon como un plebiscito sobre la autonomía de Cataluña. Es la primera vez, en la historia reciente de España, que unas elecciones como éstas son entendidas en clave plebiscitaria, a las que fueron convocados cinco millones de catalanes.

Previo a estos comicios, se realizó en noviembre de 2014 un referendo, sin aparente carácter legal, sobre la independencia de Cataluña, en la que participaron 2.3 millones de personas, y en las que 1.9 millones apoyaron la libre determinación.

Esta consulta popular se realizó frente a la negativa del Gobierno español de permitir una consulta de autodeterminación reclamada desde 2012.

Sepa más→ Rajoy reitera rechazo a negociar independencia de Cataluña

Por este referendo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha citado a declaración en calidad de imputado a Artur Mas, junto a la exvicepresidenta de Gobierno catalán, Joana Ortega; y a la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014. 

Lea también→ Gobierno catalán tilda de juicio político imputación contra Mas


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.