• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ambas medidas serán aplicadas sin debate previo.

Ambas medidas serán aplicadas sin debate previo. | Foto: AlternativaRadical

Publicado 21 junio 2015

Los ministros europeos ampliarán sanciones contra Rusia hasta el 2016 y arrancarán con la primera fase naval en el Mediterráneo para frenar las migraciones.

Los titulares de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) validarán este lunes la extensión hasta finales de enero del próximo año las sanciones económicas contra Rusia por el conflicto con Ucrania, planteando también el comienzo de la operación naval en el Mediterráneo, con la supuesta finalidad de frenar las mafias migratorias.

Los embajadores europeos manifestaron que estas medidas se adoptarán durante un Consejo en Luxemburgo, sin debate o consulta previa porque al parecer ya hubo un seudo acuerdo previo entre ellos.

Recuento de las sanciones de Occidente contra Rusia

Las sanciones contra Rusia impuestas desde 2014 tenían validez de un año, por lo que la organización internacional debía decidir antes de julio si las renovaba o no, de esta forma, la nación rusa seguirá teniendo restricciones por parte de la UE, respecto a los mercados capitales, defensa, productos y tecnología.

Aquí-→ G7 reafirmará sanciones contra Rusia

La UE decidió vincular "la duración de las sanciones económicas contra Rusia a la completa aplicación" de los acuerdos de paz de Minsk sobre el conflicto en el este de Ucrania.

Operación contra migrantes del Mediterráneo

Por otra parte, los ministros esperan acelerar las actas legales, para poner en marcha la primera parte de la operación naval EUNavfor Med, con la que la UE quiere atacar el modelo de negocio de las “mafias” migratorias, que circulan en el Mar Mediterráneo, donde miles de personas víctimas del hambre y la guerra del capitalismo mundial, intentan huir a otros territorios y muchas veces quedan atrapados.

"Sería la fase uno, despliegue de barcos y aviones y recoger datos de inteligencia", declararon fuentes europeas, en referencia a acciones, que según ellos, no necesitan ningún mandato de las Naciones Unidas ni el consentimiento de las autoridades de Libia, país que también recibió amenazas de ser destruidas sus embarcaciones -las cuales a veces son el único sustento económico- en caso de continuar las migraciones.

La segunda fase consiste en abordar, capturar o desviar los barcos sospechosos que se aproximen a Europa en el caso de que no tengan permiso o resolución de la ONU.

La tercera y última fase -la más agresiva- implica tomar "todas las medidas necesarias, como derribo de barcos" contra las embarcaciones y los activos, "desecharlas" o dejarlas "no operativas" en el territorio del Estado costero concernido.

Hasta ahora la ONU ha llamado a una salida más consciente y pacífica al problema de las migraciones en el Mediterráneo. 

Sepa más aquíONU acusa a la Unión Europea de tragedias en el Mediterráneo.

El mar Mediterráneo es una de las principales rutas hacia la Unión Europea (UE) para miles de personas, en su mayoría de origen asiático y africano. Se estima que en 2015 han llegado unas 40 mil personas a los países de la UE.

Contexto:

En marzo de 2014, Estados Unidos anunció la imposición de medidas restrictivas contra las autoridades rusas. Washington y la UE justificaron las sanciones por la supuesta violación de Moscú a la soberanía de Ucrania, pese a que el Gobierno de Vladimir Putin ha actuado como mediador para revolver de forma pacífica el conflicto ucraniano.

En septiembre de ese mismo año, el presidente estadounidense Barack Obama anunció un nuevo paquete de medidas contra el país ruso, entre las que destacaban la restricción al acceso al mercado de capitales para varios bancos rusos, tales como: Sberbank, Banco de Moscú, Gazprombank, Rosseljozbank, Vneshekonobank, entre otros.

Vea: Papa solicita crear medidas que eviten migraciones masivas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.