• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La OTAN también ha dejado huellas tras su paso por Afganistán.

La OTAN también ha dejado huellas tras su paso por Afganistán. | Foto: EFE

Publicado 18 abril 2016

Solo en el primer trismestre de este año, 161 niños perdieron la vida y 449 quedaron heridos, lo que representa un 29 por ciento de aumento con respecto a los primeros meses del 2015. 

Tras más de 14 años de  conflictos y de ataques indiscriminados de las fuerzas estadounidenses a las poblaciones civiles con la excusa de atacar al terrorismo, la cifra de muertos y heridos en Afganistán sigue en aumento progresivo con el paso de los años.

La cifra 

Del 1 de enero al 31 de marzo de este año, 600 civiles murieron en el conflicto, lo que significa un 13 por ciento menos respecto al año pasado. Además, mil 343 personas resultaron heridas, es decir 11 puntos porcentuales más, afirma la oficina del representante especial de la Organización de Naciones Unidas en Afganistán, Nicholas Haysom.

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama, por sus siglás en inglés) asegura que es alarmante “la intensificación de los combates en las zonas habitadas que hieren y matan a mujeres y niños a un ritmo bastante más alto que al resto de la población”.

>> EE.UU. enviará a finales de febrero más tropas a Afganistán

“Si siguen los combates cerca de colegios, de las áreas de juego, casas y hospitales y si continúan usando artefactos explosivos, como morteros y bombas caseras, el número espantoso de niños muertos o heridos se mantendrá en este nivel”, afirma Danielle Bell, responsable de derechos humanos en Unama.

El dato: En el primer trimestre, 161 niños perdieron la vida y otros 449 resultaron heridos, lo que supone una subida de 29 puntos con relación a 2015, y el número de mujeres afganas heridas o muertas aumentó 5 por ciento. 

Según la ONU, los insurgentes son responsables del 60 por ciento de las víctimas civiles, contra 19 atribuibles a las fuerzas gubernamentales.

>> Afganistán registra peor cifra de víctimas desde 2009

La huída de los afganos

La salida del país de cientos de cooperantes tras los conflictos terroristas provocó la interrupción de los programas de asistencia de la Organización de Naciones Unidas, dejando cerca de tres millones de afganos sin ayuda humanitaria del Programa Alimentario Mundial de la ONU (PAM). 

Los afganos suponen el segundo mayor grupo de inmigrantes y refugiados llegados a Europa en 2015, sólo por detrás de los sirios. Durante el año pasado, 180 mil afganos huyeron de la inestabilidad, la violencia y la crisis económica en el país centroasiático.

Un estudio de la agencia ACNUR, realizado entre el 15 y 31 de enero de este año en las islas griegas, reveló que el 71 por ciento de los afganos encuestados citaron el conflicto y la violencia como la principal causa que les empujó a huir de Afganistán.

Entre las principales conclusiones del estudio se incluyen:

• El 65 por ciento de los afganos y el 47 por ciento de aquellos que permanecieron en otro país durante más de seis meses declararon no tener documentación legal.

• El 44 por ciento de los afganos encuestados tenían un título de educación secundaria o diploma universitario.

• Las mujeres y menores constituyen el 40 por ciento de los afganos entrevistados. 

El aumento progresivo 

Para el primer trimestre del año 2009, el país afgano registró 418 muertos y 555 heridos, mientras que para el 2016, la cifra aumentó 1.092 por ciento, con 600 muertos y mil 343 heridos. 

Según las cifras oficiales de la ONU, el 2015 cerró con un número alarmante de 3 mil 545 civiles muertos y otros 7 mil 457 heridos de gravedad, aseguró Nicholas Haysom, representante especial de la Secretaría General de la ONU para Afganistán. 

Sin embargo, el número de heridos, aumentó un 9 por ciento, con relación a los 6 mil 833 heridos del año anterior. 

La ocupación en Afganistán por tropas estadounidenses dejó más de 17 mil personas muertas.

La invasión de Afganistán 

Desde el 2001, el Gobierno de Estados Unidos inició la invasión a Afganistán con el pretexto de buscar a Osama bin Laden, tras el derribamiento de las torres gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre del mismo año. El objetivo de la invasión, era tomar el control en zonas petroleras, además del abastecimiento energético para Estados Unidos. 

Desde el 2009 hasta el 2014, el saldo del conflicto por la invasión de fuerzas estadounidenses, era de 17 mil 252 civiles asesinados y más de 29 mil 536 heridos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Con el nombre de “Operación Libertad Duradera”, se buscaba la captura de Osama Bin Laden para ser enjuiciado en suelo estadounidense por los hechos del 11 de septiembre, pero el otro objetivo era el derrocamiento del Gobierno afgano. 

Para la fecha, EE.UU. logró ser apoyado por la ONU y de manera directa por países como Inglaterra, Países Bajos, Francia, España e Italia.  

Fracaso de OTAN y EE.UU.

El integrante del Partido de Solidaridad de Afganistán, Hafez Rasekh, aseguró este mes a la agencia de noticias Sputnik News que la OTAN y EE.UU., fracasaron en su compromiso de garantizar la seguridad en ese país de Asia Central y combatir contra los terroristas.

La OTAN no cumplió ninguna de sus promesas aparte de la liberación del país del movimiento Talibán y Al Qaeda. No está claro que les impedía hacerlo, especialmente durante el inicio, cuando las fuerzas internacionales gozaban de un alto nivel de confianza.

El entrevistado afirmó que de acuerdo con informes de organizaciones internacionales, Occidente invierte millones de dólares en Afganistán, pero el desempleo aumenta cada vez más en ese país.

El rasero occidental

Desde mediados de 2014, el Ejército y la Policía de Afganistán asumieron por completo la gestión de la seguridad en el país, mientras una gran parte de las tropas de la OTAN concluye su misión a finales de diciembre, como parte de la coalición occidental que invadió esa nación en 2001 bajo la excusa de la lucha contra el terrorismo.

La OTAN y Estados Unidos han acordado con el Gobierno afgano mantener efectivos para supuestamente centrar esfuerzos en proveer apoyo y “formación de tropas nacionales”. 

Entre tanto, Estados Unidos mantiene unos 9 mil 800 soldados en Afganistán, la mitad de estos, continuará en el territorio afgano tras el fin del mandato del presidente estadounidense, Barack Obama, en enero de 2017.

El Consejo de Seguridad de la ONU extendió la presencia de la OTAN en Afganistán hasta el 17 de marzo de 2017.

En contexto 

Las tropas de Estados Unidos y la OTAN supuestamente terminaron sus operaciones en la nación asiática en 2014, y redujeron sus soldados a 13 mil.
EE.UU. asumió un rol de "asesoría y asistencia a las fuerzas afganas", por lo que suele realizar ataques aéreos bajo el argumento de mantener la competencia de "protección de fuerzas'' que les permite participar en combates. 
Según la ONU,  desde la invasión por parte del imperio estadounidense y británico, se calculan un total de cien mil muertos, mientras que la víctimas civiles crecieron hasta el 16 por ciento en los primeros cuatro meses de 2015, con 974 fallecidos y hasta 1.963 más heridos.
Se contabilizan más de 2,59 millones de refugiados y unos 500 mil desplazados internos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.