• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Obama admitió que las comunidades afrodescendientes "han tenido que enfrentar otros hechos como estos".

Obama admitió que las comunidades afrodescendientes "han tenido que enfrentar otros hechos como estos". | Foto: teleSUR

Publicado 18 junio 2015

El mandatario garantizó que se hará justicia tras el tiroteo en el que murieron nueve personas en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció este jueves la existencia de odio entre razas en esa nación, luego del tiroteo ocurrido anoche en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur, que dejó nueve personas muertas.

Al ofrecer sus condolencias a los familiares de las víctimas, el mandatario expresó que “sería un error no reconocer esta situación". “Va a ser importante que el pueblo reconozca esto para cambiar la violencia armada de manera colectiva", apuntó el mandatario tras el hecho, que se une a numerosos casos registrados en el país contra afrodescendientes.

Durante una conferencia de prensa ofrecida este jueves a raíz del hecho, Obama admitió que las comunidades afrodescendientes "han tenido que enfrentar otros hechos como estos", y que el "odio entre razas” amenaza “la democracia estadounidense”.

Asimismo, Obama aseguró que el hecho de que este ataque haya sido en la iglesia Episcopal Metodista Africana de Emanuel  "despierta dudas sobre nuestra historia". Enfatizó que hay algo “particularmente desgarrador" sobre el tiroteo y es que se trata de "un lugar de paz, de encuentro y adoración", fundado por afrodescendientes que "buscaban libertad, debido a que sus creadores fueron esclavizados".

El mandatario estadounidense informó que el FBI se encuentra en la escena del crimen y que junto al Departamento de Justicia de ese país abrirán una investigación para asegurar que se haga justicia. Obama ofreció estas declaraciones sin dar detalles del caso.

Racismo en EE.UU. golpea comunidad afrodescendiente

En Estados Unidos (EE.UU.) los hechos violentos contra afrodescendientes se repiten cada vez con más frecuencia. Este jueves, el Departamento de Policía de la ciudad de Anniston, en Alabama, suspendió a dos tenientes después de revelar que ambos pertenecen a un grupo de supremacía blanca.

Además, al ataque de la iglesia en Carolina del Sur que dejó nueve muertos, se suma
otro tiroteo que se registró la noche de este miércoles en una iglesia ubicada en Memphis, en el sureño estado de Tennessee. Este último hecho ocurrió durante un ensayo del coro y no
no hubo heridos.

Por otro lado, un acto de brutalidad policial se registró también este miércoles en el estado de Ohio. Un vídeo muestra el momento en el que un policía toma violentamente a una niña de 12 años de edad por el cuello y la empuja contra el vehículo patrulla. Mientras que el pasado martes, un joven de 13 años de edad fue atacado por un policía con una pistola eléctrica en la ciudad de San Diego, estado de California, al oeste de EE.UU., tras supuestamente intentar escapar de su casa.
 

EN CONTEXTO

La Policía de Carolina del Sur, Estados Unidos, detuvo este jueves al autor del tiroteo registrado la noche del miércoles en una iglesia de la ciudad de Charleston y que produjo la muerte de nueve personas.

De acuerdo con las autoridades, el autor del crimen se llama Dylann Storm Roof y tiene 21 años de edad.

Medios locales destacan que Roof fue arrestado al menos dos veces este año por las autoridades estatales, una de ellas en marzo en el condado de Lexington por un cargo de posesión de drogas. Por su parte, la Policía calificó el hecho como un crimen de odio por motivos raciales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.