• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Leila Zerrougui, puntualizó que los programas de reintegración son los que asegurarán la protección de los jóvenes.

Leila Zerrougui, puntualizó que los programas de reintegración son los que asegurarán la protección de los jóvenes. | Foto: ONU

Publicado 16 mayo 2016

El organismo aplaude el pacto entre el gobierno colombiano y FARC-EP y considera que se constituye en un elemento necesario para la construcción de una paz estable y duradera.

La representante especial del secretario general de la Organizacion de Naciones Unidas (ONU) para los Niños y Conflictos Armados, Leila Zerrougui, calificó de "trascendental" el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia– Ejército del Pueblo (FARC-EP), para desmovilizar a los menores de entre 15 y 18 años de las filas del grupo insurgente, anunciado este domingo desde La Habana - Cuba.

La enviada especial expresó "me siento privilegiada por estar aquí (en La Habana) hoy con los colombianos y aplaudo este importante compromiso, que pone el problema de los niños en el centro del proceso de paz y promete cambiarles la vida".

>> Menores de 15 años saldrán de los campamentos de las FARC-EP

Zerrougui aseguró que se trata de un acuerdo histórico que se constituye en un elemento necesario para la construcción de una paz estable y duradera.

Asimismo la representante señaló que “esta firma es un acuerdo importante y vital pero solo es un primer paso, ustedes tendrán que ser capaces de hacer realidad este acuerdo para asegurar que los niños reciban los cuidados y apoyos necesarios”.

Además insistió que el camino no será fácil pues los menores requerirán una atención especial y un fuerte acompañamiento en su transición hacia una nueva vida.

>> Menores en el conflicto de Colombia

La representante especial de la ONU dijo que "es una oportunidad que no podemos perder, dar a los niños el presente y el futuro que merecen".

En contexto
El conflicto en Colombia ha afectado a más de 250 mil niños desde que en 2013 arrancaron las conversaciones de paz, según un informe publicado en marzo de este año por Unicef.
A todo ello se suma un mínimo de 180 menores víctimas de violencia sexual y más de 230 mil que se vieron desplazados de sus hogares. La inseguridad, el miedo a ser reclutados, las amenazas de abusos y el problema de las minas están llevando a muchos niños a dejar la escuela, añade el informe.
Pero desde que empezaron las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) la situación de los niños ha mejorado claramente.
Entre 2013 y 2015 se redujo a la mitad el número de menores muertos o heridos por minas y restos de explosivos, mientras que la cantidad de desplazados bajó un 40 por ciento.
En febrero del año 2015 ya habían acordado no aceptar a menores de 17 años en sus filas en aras de avanzar lo más rápidamente posible hacia el fin del conflicto armado.
El objetivo de esta decisión de las FARC-EP es proteger y garantizar los derechos de los menores de edad. La Unidad de Análisis y Contexto advierte que aproximadamente 13 mil menores de edad vinculados al grupo insurgente.
Las oficinas de las Naciones Unidas y de la Unicef en Colombia consideran que la decisión es un paso hacia la reducción de la intensidad del conflicto armado y una señal de buena voluntad por avanzar en la firma de un acuerdo de paz.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.