• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La marcha fue recibida por al menos 300 policías militares antimotines.

La marcha fue recibida por al menos 300 policías militares antimotines. | Foto: El Informador

Publicado 15 julio 2015

Los padres, compañeros y maestros mexicanos exigen al Gobierno justicia en el caso de los normalistas desaparecidos.

A más de 9 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (Guerrero, sur de México) los padres, compañeros y maestros mexicanos marcharon este miércoles hasta las instalaciones del 27 Batallón de Infantería para exigir al Gobierno de ese país que se reactive la búsqueda de los jóvenes. 

Los manifestantes fueron recibidos por al menos 300 policías militares antimotines, luego de que trataran de ingresar a las instalaciones para verificar si en el lugar había algún rastro de los jóvenes. 

Los manifestante y la policía antimotines se enfrentaron disparó bolas de goma al aire y gases lacrimógenos que dispersaron la manifestación.

Además, piden que se permita a los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos interrogar a los militares que supuestamente estuvieron informados de la desaparición.

Lea también→ Mexicanos demandan justicia a 9 meses del caso Ayotzinapa

Durante los enfrentamientos, la policía antimotines disparó bolas de goma al aire y gases lacrimógenos que dispersaron la manifestación.

Mientras tanto, este miércoles la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) marchó en varias regiones de México para rechazar la reforma educativa impulsada por el Gobierno de esa nación.

Estas protestas masivas tiene como objetivo tomar autopistas, aeropuertos, centros financieros y congresos locales para obligar a la Secretaría de Gobernación (Segob) a retomar el diálogo con el gremio.

En contexto

El pasado 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Escuela Normal rural de Ayotzinapa fueron atacados y desaparecidos por agentes policiales junto al crimen organizado en Iguala, estado Guerrero (sur de México).

Desde entonces solo se han localizado los restos de uno de ellos, Alexander Mora Venancio, en un basurero de Cocula (cerca de Iguala). La conclusión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR) señala que los estudiantes fueron detenidos por agentes policiales y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, que los habrían asesinado e incinerado, versión rechazada por los familiares de los estudiantes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.