• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de China, Xi Jinping, se comprometió con lo acordado en París el año pasado.

El presidente de China, Xi Jinping, se comprometió con lo acordado en París el año pasado. | Foto: EFE

Publicado 5 septiembre 2016

Los líderes del G20 también debatieron sobre la búsqueda soluciones al conflicto de Siria.

Líderes del Grupo de los Veinte (G20) decidieron este lunes en la ciudad de Hangzhou, China, los mecanismos para reconstruir la economía global y hacerla más innovadora, coherente e inclusiva. Además definieron acciones para contribuir a la disminución de emisión de gases de efectos invernadero, como la búsqueda de una pronta solución al conflicto en Siria.

En su XI Cumbre el grupo se comprometió a impulsar el comercio y la inversión internacional, combatir el proteccionismo, defender los sistemas comerciales multilaterales y reducir las desigualdades.

Asimismo, pactaron que trabajarán para completar la reforma del sistema de cuotas y poder de voto del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2010, que da más poder a los países emergentes, y además, avanzarán en la revisión del accionariado del Banco Mundial.

>>Líderes mundiales sostuvieron diálogos bilaterales, en el marco de la Cumbre del G20

Acuerdo de París sustituirá Protocolo de Kioto

El G20 acordó entre otras cosas  "hacer esfuerzos para una pronta entrada en vigor e implementación" del Acuerdo de París contra el cambio climático, acordado en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21) en diciembre pasado” así lo anunció el presidente de China, Xi Jinping.

El líder del gigante asiático y anfitrión de la cumbre, anunció en la rueda de prensa posterior a la clausura de la cumbre que tanto como China y su par EE.UU., los dos mayores emisores de partículas contaminantes del planeta, se someterán a lo acordado en el COP21. 

El Acuerdo de París está llamado a sustituir al Protocolo de Kioto a partir de 2020, aunque para poder entrar en vigor se fijó que sería necesario que contara, al menos, con el respaldo de 55 países que sumen el 55 por ciento de las emisiones de efecto invernadero.

En ese sentido, el compromiso anunciado este fin de semana por Pekín y Washington para presentar conjuntamente sus instrumentos de ratificación es clave, ya que sólo entre ambos suman ya el 38 por ciento del total mundial de emisiones de gases a la atmósfera, lo que facilita el camino restante para que se haga posible una pronta entrada en vigor del COP21, incluso dentro de este mismo año.

Al respecto, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo sentirse optimista. El presidente francés, François Hollande, uno de los principales impulsores del acuerdo, ha dicho en esta cumbre que su mayor objetivo es "hacer que se ratifique lo más pronto posible".

Entre los países latinoamericanos miembros del G20 el presidente interino de Brasil, Michel Temer, adelantó que formalizará muy pronto ante la ONU ese compromiso, como se espera que lo haga más adelante Argentina.

>>Macri y Temer inician "nueva agenda positiva"

Por su parte, la delegación de EE.UU. manifestó al final de la reunión que estuvo promoviendo la rápida ratificación durante esta cumbre y que "tiene la intención de seguir trabajando con el G20 y sus socios mundiales para adoptar una enmienda de reducción de (las emisiones de) hidrocarburos de carbono (partículas contaminantes orgánicas) al Protocolo de Montreal".

Esta medida podría servir para reducir en al menos medio grado centígrado el calentamiento mundial, esperado para finales de este siglo.

Xi Jinping anunció su compromiso sobre París, en el que se mostraron de acuerdo todos los miembros del grupo, como uno de los gestos con los que sus componentes esperan "lanzar al mundo la señal de que el G20 pertenece no sólo a sus países miembros, sino a todo el planeta".

Urgente solución al conflicto en Siria

Por su parte la cumbre también consideró el conflicto sirio como un “problema global”. En en esta misma línea, los presidentes de EE.UU. y Rusia, Barack Obama y Vladímir Putin, urgieron a que sus delegaciones continúen las negociaciones para lograr un alto el fuego en Siria que permita aumentar el envío de ayuda humanitaria.

Según fuentes de la Casa Blanca, ambos líderes "aclararon los puntos pendientes de las discusiones" y urgieron al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y a su par ruso, Serguéi Lavrov, a que continúen las negociaciones para ver si pueden llegar a un acuerdo, después de un fracaso inicial de éstas en Hangzhou.

La innovación debe "asegurar un nuevo camino de paz y prosperidad", dado que "ya no vale confiar solo en medidas fiscales y monetarias", afirmó el anfitrión de la cumbre, el presidente chino, Xi Jinping, en una declaración ante la prensa al final de la reunión.

>>Obama revalida "relación especial" entre EE.UU. y Reino Unido


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.