• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Con esta megaproducción se buscó unir la tradición del Oriente con una pieza artística producida en Occidente.

Con esta megaproducción se buscó unir la tradición del Oriente con una pieza artística producida en Occidente. | Foto: CCTV

Publicado 4 septiembre 2016

El espectáculo se realizó el Lago del Oeste y estuvo a cargo del mismo coreógrafo que realizó la ceremonia de inaugural de los Juegos Olímpicos de 2008.

China, país anfitrión de la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) obsequió este domingo a los líderes mundiales que asistieron a la ciudad de Hangzhou, un espectáculo en el Lago del Oeste, símbolo de la ciudad desde hace siglos.

Los bailarines, cantantes y músicos mostraron su arte casi flotando sobre el agua en un espectáculo que llevaba la firma del director de cine y coreógrafo chino Zhang Yimou, el mismo artista encargado de la ceremonia de inaugural de los Juegos Olímpicos de 2008 y de la gala de la cumbre Asia-Pacífico, que Beijing acogió en 2014. Como es costumbre, el laureado cineasta recurrió a sus acostumbrados recursos: cientos de actores, juegos de luz y de color.

>> Cuba se vestirá de gala con el Ballet Royalty de EE.UU.

En un amplio despliegue técnico, con la conjugación de las raíces tradicionales chinas, logró que una bailarina danzara sobre las aguas y su reflejo se multiplicara a su alrededor en el baile del El Lago de los Cisnes. De esta forma el Oriente y el Occidente se unieron a través de dos famosos lagos, el del ballet del ruso Tchaikovski y el del Oeste en Hangzhou.

El acto se celebró en las cercanías del templo Yuewang, y comenzó con música de "pipa", el antiguo laúd chino y luego comenzaron a aparecer flores de loto iluminadas sobre el lago. Seguidamente comenzaron a salir cientos de artistas recorriendo las aguas, representando a campesinos chinos. El ballet narra la historia de Hangzhou. 

>> Ballet Nacional de Uruguay celebró sus 80 años

Para dar la sensación de que los bailarines flotaban en el agua se colocó un suelo artificial unos pocos centímetros por debajo de la superficie que permitió crear la ilusión de un espectáculo flotante.

Ante la presencia de los líderes del G20, quienes no dudaron en aplaudir y fotografiar la gala, Hangzhou se vistió con sus mejores galas y los rascacielos de la ciudad se iluminaron de forma especial para la ocasión.

>> Compañía cubana de baile flamenco se presentará en Nueva York

Antes del espectáculo, el presidente chino Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan ofrecieron una cena de gala a orillas del río Qiantang a los mandatarios asistentes al G20, algunos también iban acompañado por sus parejas.

"Este río es conocido por sus olas y nosotros debemos ser como un surfista que resisten los embates del oleaje en la economía mundial", señaló Xi previo a la cena.

El presidente chino recordó que el Lago del Oeste inspiró en el pasado a personalidades como el misionero italiano Matteo Ricci, el líder sudafricano Nelson Mandela o el poeta indio Rabindranath Tagore.

>> El American Ballet Theatre y su primera bailarina principal afroamericana


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.