• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los uniformados fueron trasladados a hospitales cercanos.

Los uniformados fueron trasladados a hospitales cercanos. | Foto: FFAA de Ecuador

Publicado 16 agosto 2015

La agresión se registró en la provincia Morona de Santiago (noreste) cuando los funcionarios intentaban despejar una carretera que fue cerrada por indígenas opositores. 

Un total de 11 uniformados entre policías y militares de Ecuador fueron heridos de bala este sábado por parte de un grupo de manifestantes opositores que habían bloqueado una carretera en la provincia de Morona Santiago (sureste).

Los efectivos de seguridad fueron agredidos cuando intentaban habilitar las vías que habían sido bloqueados por los opositores, en el marco de un fracasado paro promovido por la derecha ecuatoriana y que forma parte de intentos de desestabilización en contra del presidente Rafael Correa.

Las Fuerzas Armadas de Ecuador confirmaron el hecho a través de su cuenta en Twitter en la que informaron que su personal fue "herido mientras habilitaba vías en #MoronaSantiago".

La gobernación de Morona Santiago emitió un comunicado en el que explicó que los uniformados "fueron reprimidos con disparos (...) producto de lo cual hasta el momento se encuentran 11 heridos entre personal militar y policial".

Se conoció que los uniformados se encuentran estables y que fueron atendidos por los servicios de salud.

 

La manifestación en Morona de Santiago estaba siendo promovida por indígenas Shuar y Achuar pertenencientes a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) que en los últimos días han realizado protestas en contra del presidente Rafael Correa.

EN CONTEXTO

El pasado jueves, un grupo minoritario de opositores ecuatorianos realizaron una marcha en contra del gobierno del presidente Rafael Correa, la cual se desarrolló en medio de acciones violentas.

El saldo de los actos desestabilizadores fue 86 policías heridos a escala nacional y 20 civiles lesionados, tres de ellos trabajadores de la prensa. 

Aunado a ello, los opositores causaron graves daños a la propiedad privada y patrimonial. Tras varios minutos de enfrentamientos se trasladaron a otro punto de la ciudad, donde los dirigentes dieron un discurso en el que incitaban a sus compañeros a tomar el Palacio de Carondelet -sede del Gobierno- por la fuerza.

En un principio, la ultraderecha justificó las manifestaciones en rechazo a los proyectos de Ley de Redistribución para la Riqueza (herencias) y sobre las ganancias extraordinarias (plusvalías) presentados por el presidente Correa, enfocados en abordar las desigualdades en el país. 

En un esfuerzo por promover el diálogo, el Jefe de Estado retiró temporalmente los proyectos de ley e inició conversaciones sobre equidad, distribución de la riqueza y otros mecanismos para abordar la desigualdad.

LEA TAMBIÉN:

Correa: oposición ha fracasado en sus planes desestabilizadores


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.