• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 7 noviembre 2015

La Argentina de Macri pasa por las políticas neoliberales de los años 90, el endeudamiento, el desempleo y el arrodillamiento a las directrices del Fondo Monetario Internacional.

El pasado 25 de octubre Argentina celebró unas elecciones presidenciales matizadas por la contraposición de dos modelos de país: uno que representa la justicia social y otro afín a las políticas neoliberales que hicieron colapsar la economía del país suramericano en los 90.

En ese certamen electoral el abanderado del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, obtuvo la mayoría de votos con 36,86 por ciento, frente al 34,33 por ciento de su contrincante Mauricio Macri, de la alianza conservadora Cambiemos.

Scioli, que cuenta con el apoyo de las fuerzas populares y progresistas, ha sostenido que daría continuidad a las políticas sociales emprendidas por el líder argentino Néstor Kirchner y la actual mandataria Cristina Fernández.

Lea también → La "década K" como reivindicación social para Argentina

En contraste, se prevé que el candidato conservador regrese al país al status quo de los años 90, en los que Argentina sufrió un descalabro económico fruto de las políticas fondomonetaristas que beneficiaban al gran capital y a países extranjeros.  

Argentina va por primera vez en su historia a un balotaje para definir a su próximo presidente. 

¿Cómo sería la Argentina de Mauricio Macri?

Neoliberal

Movimientos populares argentinos como la Comisión de Desarrollo Tecnológico-Carta Abierta, Patria Grande, el gremio de Trabajadores de la Sanidad y el Partido Comunista de la Argentina (PCA), afirmaron el pasado 2 de noviembre que Macri representa las políticas neoliberales de los años 90

“(Que gane Macri) representa el fin de un ciclo de reformas de recuperación de derechos populares, de democratización y de unidad latinoamericana que hemos vivido en estos años”, apuntó el PCA.

La tolda comunista destacó la importancia de no regresar a políticas neoliberales, que están representadas por el candidato a la presidencia, Mauricio Macri (Cambiemos).

De igual manera se expresó el secretario general del gremio de la sanidad, Héctor Daer, quien aseguró que las políticas que implementará Macri serán similares a las que impuso el expresidente Carlos Ménem, quien se rigió por órdenes del Consenso de Washington, enfocadas en medidas liberales, mayor apertura al inversor extranjero y la privatización de empresas.

“Ya lo vivimos los argentinos, votamos a Ménem y nos gobernó (Domingo) Cavallo. Y en esa dicotomía que existía vinieron por todo y primero vinieron a destruir las organizaciones sindicales, a destruir los convenios colectivos y tratar de flexibilizar la economía. Eso lo quiso repetir la Alianza hasta que le estalló la política y la economía” sentenció Daer.

Asimismo, los científicos e ingenieros recordaron que "hoy estamos en la encrucijada histórica de volver a las políticas neoliberales o de seguir creciendo en el camino que estamos recorriendo".

Fondo Monetario Internacional y Fondos Buitre

Para el actor y productor argentino Pablo Echarri un triunfo de la derecha en Argentina significaría el retorno del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La derecha usará la receta de siempre. El FMI va a volver en un caso de que la derecha gane y si eso es así creo que debemos hacernos muy fuertes”, aseguró el pasado 30 de octubre durante el programa La Entrevista Decide, transmitido por teleSUR y conducido por el periodista uruguayo Víctor Hugo Morales.

Lea también → La región latinoamericana frenó la intromisión del FMI al decir no al ALCA

Por su parte, el periodista argentino Roberto Caballero, aseguró en “La Entrevista Decide”, que el golpe de humor que tuvieron los mercados hace dos semanas correspondería a la amenaza de que la extrema derecha se instale en la Casa Rosada.

¿Quién es Mauricio Macri?

Analizó de que con Macri las cúpulas de Occidente hablarían cómodamente de los bonos, los préstamos del FMI, y los fondos buitre actuarían libremente sobre la economía argentina. “No es bueno para la gente donde votan los mercados, la democracia Republicana es otra cosa (…) que festejen los mercados se ve quienes son los dueños de Macri”, acotó Caballero.

Golpe a las Pymes

Para el presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del cuero en Argentina (CIMA), Ariel Aguilar, el candidato de derecha no responde a las exigencias de los argentinos insertados en las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

El presidente de CIMA detalló que en la actualidad funcionan 240 mil Pymes, las cuales han experimentado un crecimiento por las políticas públicas implementadas por el kirchnerismo.

“En 2002 (un año antes de Kirchner asumir el poder) quedaban 60 empresas marroquineras —en todo el territorio argentino— y hoy hay alrededor de 300”.

Para la antropóloga del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Nuria Giniger, uno de los grandes temores que tienen es que “la única propuesta de Macri tiene que ver con las empresas multinacionales, dándoles todo el conocimiento al servicio de las empresas”.

Devaluación de la moneda nacional

Un miembro del equipo de asesores económicos de Macri dijo previo a la primera vuelta electoral que el precio del dólar debería estar "más cerca de 14 pesos" (1,47 dólares), lo que implicaría una devaluación equivalente al 50 por ciento.

Estas declaraciones fueron corroboradas por el candidato de la derecha cuando el pasado 20 de octubre dijo que en caso de llegar al gobierno impulsará una devaluación y llevará el dólar a un precio "de equilibrio", superior a la cotización oficial de 9,50 pesos (0,96 dólares).

La iniciativa de devaluar la moneda argentina fue denunciada por el candidato del FPV, Daniel Scioli, el pasado viernes. 

“Ellos (Cambiemos) proyectan una gran devaluación, lo que significa acelerar inflación pérdida del salario (…) ellos no creen en un Banco Central que base su política monetaria en la economía real, en la producción y el trabajo.

Desempleo y endeudamiento

De acuerdo al politólogo y académico Alfredo Eric Calcagno, si Mauricio Macri gana la presidencia en Argentina “el desempleo, la discusión de los contratos, el endeudamiento y los excedentes gobernarán la nación, porque estos son los ejes del establishment”.

“Mauricio Macri si gana nos llevará por ese camino (…) a un endeudamiento externo y bajarán los salarios”, indicó Calcagno.

“Por ejemplo, si uno se endeuda para ir al casino y gastar el dinero, es malo, si lo haces para pagar una casa es bueno, si un gobierno se endeuda para ayudar al pueblo, es correcto, pero si lo hace para vender un país, es algo negativo no solo para la Argentina, sino para toda Latinoamérica”, destacó el también sociólogo.

Más sobre Mauricio Macri

Mauricio Macri es hijo de Franco Macri, empresario dueño de uno de los grupos económicos más importantes del país.

Macri ha insistido en que el Gobierno debe negociar con el FMI y pagar los fondos buitre, a lo que una vez la presidenta Cristina Fernández respondió: "Si tu papá era empresario y se hicieron cargo de su deuda, por lo menos hay que guardar respetuoso silencio".

Es el gobernador saliente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, su gestión estuvo marcada por críticas en materia de obras públicas, sobre todo en el área de asfaltado, una inexistente política de construcción de viviendas y el endeudamiento público desmedido; sólo una muestra de cómo quedaría el país a sus riendas.

“Mauricio Macri se caracteriza por mostrar insistentemente su pobre gestión de Gobierno gastando mucha plata en publicidad y propaganda”, indicó el legislador Martín Hourest en un artículo publicado en un medio argentino.

Lea más → Macri y su modelo de gobierno para Argentina


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.