• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Somos muchos pero nos faltan más y todos están convocados", dijo Puigdemont.

"Somos muchos pero nos faltan más y todos están convocados", dijo Puigdemont. | Foto: Europa Press

Publicado 10 enero 2016

El Parlamento invistió este domingo a Puigdemont como presidente de la Generalidad, quien prometió aplicar la declaración separatista.

Durante el acto de investidura como nuevo presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, aseguró este domingo que esta nueva etapa puede ser considerada como la preindependencia y que el programa de Gobierno que presenta “es hijo del encargo ciudadano y de la cultura política que va contra la resignación”. 

Lea también→ Carles Puigdemont es investido como presidente de Cataluña

El miembro del partido Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) destacó que esta labor de independencia catalana es necesaria realizarla “con rigor, compromiso, maneras y lenguaje que la población espera de sus instituciones: hacerlo bien".

Asimismo, precisó que la Cataluña que quieren hacer, debe ser un país más justo, más equitativo, más preparado, y más saludable. Que ofrezca más trabajo, de más calidad; y tercera prioridad: la Cataluña que queremos hacer debe ser un país más transparente, participativo, y moderno".

Señaló que a pesar de contar con muchos más partidarios de la independencia catalana que hace cinco ó 20 años, es necesario convocar a más personas, “No nos sobra nadie, tenemos que ir explicando y convenciendo hasta concluir este proceso”, aseguró Puigdemont.

Añadió que el encargo que hacen los ciudadanos es nítido y que el proceso para alcanzarlo busca “dotar a Cataluña de las herramientas indispensables que le den capacidad de respuestas a las necesidades del presente y a las esperanzas del futuro”.

Sepa más→ Cataluña y la independencia: ¿Qué se gana y qué se pierde?

El nuevo presidente de la comunidad autónoma de España aseguró que desde hace muchos años hay una carencia de mecanismos y que actualmente han reconocido que, de esta forma, pierden la oportunidad de atender a las personas como se merecen y por lo tanto de transformar el país en un espacio donde se pueda planificar, ejecutar y conformar las esperanzas del futuro”.

“Sin estas herramientas dejamos de ser una nación para convertirnos en una resignación”, aseguró Puigdemont y añadió que “la política si es resignada es mecanografía, no tiene alma, no tiene espíritu y, por tanto, no tiene capacidad de conectar con la gente, es pura administración de los recursos”.

En contexto

El pasado 03 de enero, la izquierda catalana decidió no darle el respaldo a Artur Mas para que vuelva a gobernar Cataluña. "La decisión está tomada (...) con este candidato no podemos formar Gobierno", declaró uno de los representantes de la La Candidatura de Unidad Popular (CUP), tras la reunión de la dirección del partido.

En una conferencia de prensa, la dirección de izquierdas instó a la coalición secesionista de Mas, Juntos por el Sí, a proponer a un nuevo candidato para evitar la repetición de las elecciones, que serían las cuartas en Cataluña en seis años. Mas reconoció que el país no está condiciones para celebrar nuevos comicios, por lo que renunció a una nueva postulación. 

Cataluña ha iniciado el proceso para su independencia, no obstante, España se niega a esta posibilidad, pues con ello perdería su territorio más rico, que representa un 18,9 de su PIB, casi un quinto del total nacional.

El dato: Al cierre de 2014, el PIB de Cataluña fue de 199.800 millones de euros, el mayor entre todas las comunidades autónomas españolas.


 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.