A prisión uno de los sicarios del caso Ayotzinapa | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El Cepillo" fue capturado el pasado 15 de enero en el municipio de Jiutepec, Morelos

"El Cepillo" fue capturado el pasado 15 de enero en el municipio de Jiutepec, Morelos | Foto: Archivo

Publicado 23 enero 2015

 

Felipe Rodríguez alias “El Cepillo” o “El Terco” fue capturado el pasado 15 de enero, en el municipio de Jiutepec, Morelos, por la Policía Federal del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena). Actualmente es imputado por el delito de secuestro, según informó la Procuraduría General de la República (PGR).

El sicario acusado de participar en la desaparición forzosa de 43 normalistas de Ayotzinapa (un cuerpo ya fue encontrado) en el estado de Guerrero (sur), fue enviado al penal de máxima seguridad del Altiplano en México, según dictamen del Juzgado tercero de Distrito de Procesos Penales Federales.

Rodríguez fue puesto a la orden de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), donde detalló cómo comandó la ejecución e incineración de los jóvenes los días 26 y 27 de septiembre 2014.

“El Cepillo” es uno de los miembros del grupo criminal “Guerreros Unidos”, organización autora material de esta matanza que fue ordenada por el exalcalde municipal de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, quienes fueron señalados como autores intelectuales por el caso.

Los 43 jóvenes de la escuela normal rural de Ayotzinapa, fueron detenidos cuando protestaban en contra la discriminación que sufren en la repartición de plazas en favor de escuelas urbanas por parte del gobierno de esa entidad.

Policías locales se encargaron de entregarlos a la organización “Guerreros Unidos”. Varios de los detenidos han dicho que el grupo criminal cumplió con la tarea de matarlos, quemarlos, triturar los restos y arrojarlos al río San Juan y a un basurero de Cocula, colindante con Iguala. Sin embargo los familiares de los estudiantes han rechazado esta versión y responsabilizan directamente al estado mexicano.

Recientemente familiares de los estudiantes y organizaciones de derechos humanos acusaron al ejército mexicano de participación en el crimen

El líder de la organización criminal, Sidronio Casarrubias Salgado, dijo en noviembre que el grupo de 43 estudiantes que le entregó la policía local “lo hicieron polvo y lo lanzaron al agua, nunca los van a encontrar”. 

No deje de ver:
El especial sobre el caso Ayotzinapa

​Crónica teleSUR: Ayotzinapa, la guerra sucia

Investigan participación del Ejército en caso de Ayotzinapa


En contexto
Tres hombres de la banda criminal Guerreros Unidos fueron capturados y confesaron el asesinato de los 43 normalistas. El Procurador General de República (PGR) de México, Jesús Murillo Karam, informó sobre la detención y dijo que los autores materiales llevaron los cuerpos de los estudiantes al basurero de Cocula donde los quemaron, informó Murillo. 
"Quemaron no solo los cuerpos con ropa sino que quemaron la ropa de quienes participaron pos instrucciones, hubo todo un intento de borrar cuanta pista había", señaló con respecto a los cuerpos calcinados en el basurero de Cocula.
De esta organización cumplieron funciones “El Gil” quien reportaba y recibía órdenes de Sidronio Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unidos, quien permanece en un penal federal.  
“El Chucky” organizó el ataque y secuestro de los estudiantes, coordinado coordinación con el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, quien todavía está prófugo.
“El Huasaco” suministró el diesel y la gasolina quemar los cuerpos y “El Terco” dio la orden de desaparecer los restos de ceniza y huesos.
En el caso de los funcionarios policiales quienes se encargaron de detenerlos y entregarlos a “Guerreros Unidos”, las autoridades han capturado a  58 efectivos entre Iguala y Cocula, diez de ellos fueron detenidos el pasado dos de enero.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.