• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La familia de Cáceres duda de la versión de las autoridades sobre la muerte de la ambientalista.

La familia de Cáceres duda de la versión de las autoridades sobre la muerte de la ambientalista. | Foto: AP

Publicado 9 mayo 2016

Cada uno de los implicados en el asesinado de Berta Cáceres habría recibido 2 mil 200 dólares. 

Uno de los presuntos implicados en la muerte de la líder indígena hondureña Berta Cáceres confesó este lunes que le pagaron al menos 22 mil dólares por asesinar a la coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh). 

La fuente que no quiso ser identificada reveló que uno de los militares detenidos por el asesinato de Cáceres dijo haber participado en el crimen y que recibió cerca de 22 mil dólares por planificar la muerte la líder indígena. 

De acuerdo con la nota de prensa divulgada por el diario El Heraldo, el sospechoso cuya identidad no fue revelada, confesó que cada uno de los sicarios recibió 2 mil 200 dólares para acabar con la vida de la ambientalista. 

Los acusados por el Ministerio Público por el homicidio de Cáceres y la tentativa de asesinato contra el activista mexicano Gustavo Castro son Douglas Bustillo, Mariano Díaz Chávez, un mayor del Ejército hondureño; Edilson Duarte, capitán retirado; y Sergio Rodríguez, ejecutivo de la empresa Agua Zarca que promueve un proyecto hidroeléctrico en el occidente de Honduras al que se oponía la líder social.

El esfuerzo de Cáceres contra la construcción de una represa hidroeléctrica que amenazaba con desplazar a cientos de indígenas de Honduras y la organización de grupos contra la extracción de recursos naturales, la convirtió en una amenaza para los intereses de las transnacionales y sectores capitalistas. 

El dato
Berta Cáceres fue asesinada el pasado 3 de marzo por sujetos desconocidos en el interior de su vivienda, ubicada en el sector La Esperanza, departamento del Intibucá al sur-occidente del país.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.