• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Una coalición entre Rusia y Francia podría cambiar el panorama sirio.
    En Profundidad

    Una coalición entre Rusia y Francia podría cambiar el panorama sirio.

Ambos países acordaron intensificar la coordinación de datos de inteligencia y sus fuerzas militares para atacar al Estado Islámico.

El presidente de Francia, Francois Hollande, se reunió este jueves con su homólogo ruso Vladimir Putin, en un intento por concertar una alianza militar contra el autodenominado Estado Islámico (EI),

Ambos mandatarios anunciaron que llegaron a varios acuerdos, entre ellos, intensificar la coordinación de datos de inteligencia y sus fuerzas militares para atacar al autodenominado Estado Islámico (EI).

“Es un punto muy importante con los acuerdos a los que hemos llegado, tenemos que compartir información de inteligencia controlada por la oposición, y enfocaremos nuestros esfuerzos en las áreas donde están enquistados los grupos armados”, indicó Putin.

Hollande inició esta semana una agenda de trabajo para emprender una coalición entre su país, Estados Unidos y Rusia, a fin de combatir al EI en Siria. 

Lea también → Parlamento francés prolonga la operación militar en Siria

Durante su reunión con el presidente estadounidense Barack Obama el pasado martes en la Casa Blanca, ambos mandatarios coincidieron en su interés por el derrocamiento del jefe de Estado sirio, Bashar Al Assad, además de la posibilidad de desplegar fuerzas militares en territorio sirio. 

La gira del presidente Hollande se da a raíz de los atentados terroristas acaecidos en París, capital de Francia, el viernes 13 de noviembre, en los que murieron 132 personas y dejó heridas a 352 personas (99 de ellas de gravedad).

¿Cuáles son las diferencias entre una alianza militar Rusia – Francia, en contraste con EE.UU – Francia?

Desde finales de septiembre de 2014, Estados Unidos lleva a cabo una ofensiva militar contra el EI en Siria e Irak, sin resultados en cuanto a objetivos alcanzados y cifra de terroristas dados de baja. 

En una entrevista ofrecida a teleSUR, el especialista en temas de Medio Oriente, Raimundo Kabchi, dijo que la intención de EE.UU. (y de Israel) en Siria e Irak es controlar los grandes yacimientos de petróleo en esos países. 

Asimismo, Kabchi sostuvo que el plan hegemónico de Estados Unidos para el año 2100 es la constitución de 200 nuevos Estados en Asia, África y América Latina, en base a la religión, la confesión, las etnias y la cultura.

A casi un año de las acciones militares estadounidenses, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, aseguró que EE.UU. fracasó en contrarrestar a los terroristas.

"Está claro para todos que el resultado de las actividades (de EE.UU.) en esta región para combatir el Estado Islámico prácticamente equivale a cero, los terroristas continúan propagándose", dijo Medvédev en una entrevista a la cadena de televisión rusa Rossiya 1 el pasado octubre. "Sólo la intervención de Rusia ha cambiado la situación", subrayó.

Afganistán

En octubre de 2001, el Gobierno del presidente George W. Bush ordenó la invasión a Afganistán tras el ataque a las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre del mismo año, con el pretexto de encontrar a Osama Bin Laden, supuesto autor de los hechos. 

Lea también → Estados Unidos: "Una bestia llena de sangre"

Luego de 13 años de agresión, un saldo de 17 mil 252 civiles asesinados y más de 29 mil 536 heridos (datos recopilados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde el 2009 hasta 2014, EE.UU. y la OTAN anunció el cese de las operaciones militares; aunque mantienen a cerca de diez mil soldados para labores de “asesoramiento”.

Irak 

Con el pretexto de derrocar al presidente iraquí Saddam Hussein, luego de acusarle de haber apoyado los atentados del 11 de septiembre y de tener un arsenal de armas de destrucción masiva (que nunca fue encontrado), Estados Unidos invadió a Irak en marzo de 2003. 

Para el exsecretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, Estados Unidos fue el impulsor del terrorismo en Medio Oriente desde la invasión a Irak.

“Siempre me opuse a la invasión en Irak (...) mis temores se hicieron realidad”, dijo en febrero de 2015 citado por la agencia de noticias Itar-Tass. 

Datos de la ONU indican que el resultado de esta invasión fue de cuatro mil 488 pérdidas de soldados estadounidenses, al menos un millón de civiles iraquíes muertos, destrucción de viviendas, centrales eléctricas, escuelas, y gran parte de la infraestructura de ese país. 

Sepa más → Invasión a Irak impulsó la creación del Estado Islámico

Hasta 2013 los desplazados internos ascendían a 2,7 millones de desplazados internos y dos millones de refugiados en países limítrofes, según datos del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados.

Siria

El 1 de octubre de 2015, el secretario de Defensa de EE.UU. Ashton Carter, afirmó que los ataques rusos contra el EI en Siria fracasarían.

“La estrategia de Rusia hacia Siria va a terminar mal y está condenada al fracaso. Rusia está echando gasolina al fuego en Siria”, afirmó Carter en rueda de prensa horas después de los primeros bombardeos rusos. 

¿Se ha cumplido el vaticinio de Carter?

De acuerdo al analista y experto en relaciones internacionales, Alfredo Jalife, la estrategia estadounidense en Siria es la creación de un Estado Islámico en Siria oriental. 

Las operaciones rusas en Siria han demostrado su efectividad con la destrucción de 820 objetivos del EI, entre fábricas de armamento, vehículos blindados y 600 terroristas abatidos, entre otros. 

En contraste, Estados Unidos no ha presentado pruebas ni cifras de su operación militar en Siria, y se le acusa de proveer armamento a grupos armados que denominan como “rebeldes” y “oposición moderada”. 

La situación siria se agravó el pasado martes con el derribo de un avión Su-24 ruso en territorio sirio por parte de las autoridades de Turquía. Este hecho ha tensado las relaciones entre Moscú y Ankara. 

Antes de emprender su ofensiva militar, Rusia logró el apoyo del Estado sirio y el presidente Al Assad, dándole a ésta un rango de legalidad conforme al derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas. 

En caso de que Francia se una a Rusia en una ofensiva contra el EI, gozará del apoyo institucional sirio, algo que hasta el momento no tiene EE.UU., lo que el Gobierno de Al Assad ha calificado como una violación a su soberanía.

El Gobierno ruso ha expresado su intención de trabajar junto a Francia, siempre y cuando se respete el derecho internacional y se obtenga el beneplácito de las autoridades sirias. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.