• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El primer ministro de Etiopía no solo enfrenta el conflicto en la provincia rebelde de Tigray, sino otro conflicto fronterizo con el vecino Sudán.

El primer ministro de Etiopía no solo enfrenta el conflicto en la provincia rebelde de Tigray, sino otro conflicto fronterizo con el vecino Sudán. | Foto: Twitter: Oficina del Primer Ministro. Etiopía

Publicado 19 febrero 2021


Blogs



Addis Abeba advierte a Jartum, en medio de la escalada, que un conflicto entre ambos países provocaría "daños colosales".

El Gobierno de Etiopía criticó este viernes el "comportamiento provocador" de Sudán en su disputa fronteriza y advirtió de que un conflicto "solo causará daños colaterales colosales y pondrá en peligro el bienestar" de ambos países.

LEA TAMBIÉN: 

Combates en Etiopía se saldan con 80 muertos

La información llegó a través de un comunicado de la cancillería etíope en la cual se lee: "El Gobierno etíope cree firmemente que el conflicto que está siendo azuzado por el ala militar del Gobierno (de transición) de Sudán sólo puede beneficiar los intereses de una tercera parte, a costa del pueblo sudanés".

En ese sentido, Addis Abeba resaltó que "ambos gobiernos tienen suficientes mecanismos para hacer frente a cualquier afirmación, respuesta o reclamación fronteriza", antes de denunciar que el ejército sudanés "ha violado los principios básicos del Derecho Internacional y el acuerdo pacífico de disputas tras invadir sin ceremonias Etiopía en noviembre de 2020".

De igual manera, manifestó que "Sudán violó los acuerdos fronterizos bilaterales, que estipulan el no desplazamiento de nacionales de ninguno de los países de las granjas registradas conjuntamente por ambos gobiernos, 'status quo' que debe ser mantenido hasta que haya un acuerdo".

Etiopía acusa a Sudán de quebrantar acuerdos "que estipulan que los ciudadanos de cualquiera de los dos estados no pueden ser desplazados de las granjas registradas por sus gobiernos, cuyo status quo prevalecerá hasta que se resuelva el caso".

De acuerdo a la versión etíope, Sudán "pretende tergiversar los hechos y camuflar su beligerancia, acusando a la víctima de agresor y evadiendo la responsabilidad de rendir cuentas, mientras intenta controlar más tierras".

El comunicado fue publicado en medio de la visita a Sudán de Mohamed Uld Labat, asesor de la Comisión de la Unión Africana (UA), para reunirse con el primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, y otros altos cargos para abordar las tensiones.

Por su parte, el Gobierno sudanés denunció el lunes un acto de "agresión" por parte de Etiopía por la supuesta entrada de militares del país vecino y resaltó que ello "contradice los valores de buena vecindad y el tratamiento positivo entre los países para fortalecer la seguridad y la estabilidad".

La denuncia de Jartum llegó menos de dos semanas después de la muerte de decenas de personas en enfrentamientos en el área de Al Fasha al Sagra. Fuentes militares sudanesas indicaron que la mayoría de los muertos eran militares y milicianos progubernamentales etíopes, sin que Addis Abeba se pronunciara sobre las informaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.