• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un empleado de Tepco camina con traje protector y máscara frente al edificio del reactor número 1 de la planta nuclear de Fukushima.

Un empleado de Tepco camina con traje protector y máscara frente al edificio del reactor número 1 de la planta nuclear de Fukushima. | Foto: Reuters

Publicado 11 marzo 2017

Hoy se cumplen seis años del terremoto y el tsunami en Japón, que condujeron al segundo accidente nuclear más grande de la historia, la catástrofe de Fukushima. Pese a que los niveles de radioactividad han disminuido aún la zona no es habitable para las 120 mil personas que residían en los alrededores.

Casi 18.000 personas murieron a lo largo de la costa noreste de Japón tras el terremoto y el tsunami del 11 de marzo 2011. Otras 160.000 fueron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de las medidas de emergencia para reducir la exposición de la población a la radiación.

Un día como hoy hace 6 años alrededor de las 15H00 hora local (06H00 GMT), un devastador terremoto de magnitud 9 y un posterior tsunami con olas de hasta 10 metros de altura, provocaron el accidente nuclear en la central atómica japonesa de Fukushima, el más grande desde el desastre de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

El accidente se ocasionó por la paralización de los reactores 1, 2 y 3 de la planta de Fukushima. Ante un caso similar, la central eléctrica habría recurrido a la red eléctrica externa, sin embargo, esta había sido destruida por el terremoto, por lo que no se pudo abastecer los sistemas de control ni enfriar los reactores.

>> Japón: Minuto de silencio por víctimas a 4 años del tsunami

Luego de la paralización de los sistemas de refrigeración de dos reactores y de cuatro generadores de emergencia, surgieron evidencias de una fusión del núcleo parcial en los reactores 1, 2 y 3; además se produjeron explosiones de hidrógeno que destruyeron el revestimiento superior de los edificios que albergaban los reactores 1, 3 y 4.

Se registró también una explosión que dañó el tanque de contención en el interior del reactor 2 y se produjeron múltiples incendios en el reactor 4.

Ante tal catástrofe, las autoridades comenzaron a evacuar cerca de 80 mil personas a un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta, que luego se extendió a 30 km, y más tarde a 40 km. El número total de evacuados llegó a alcanzar los 300 mil.

¿Qué pasó luego del accidente?

En la actualidad, los niveles de radiación en la central son 20 veces superiores a los permitidos en las zonas descontaminadas y los vertidos de agua radiactiva que están contaminando el mar siguen haciendo inhabitable el entorno.

Más de 50.000 personas continúan negándose a volver a sus casas debido a la falta de garantías y los altos niveles de radiactividad.

>> Catástrofe de Fukushima: Cinco años de radiación nuclear

En seis años el coste del accidente duplica las cifras iniciales. Según el Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Japón, el presupuesto asciende a 21,5 billones de yenes (195.000 millones de dólares), frente a la estimación inicial de 11 billones de yenes (100.000 millones de dólares).

A estas cifras ofrecidas por el Gobierno japonés en diciembre de 2016, se suman las de los gastos por desmontaje de reactores, las cuales aumentaron de 2 a 8 billones de yenes; las compensaciones, de 5,4 a 7,9 billones; el programa de la descontaminación, de 2,5 a 4 billones; y el crédito que se otorgará a la operadora de la planta, Tepco, de 9 a 13,5 billones de yenes.

En el año 2012, la compañía operadora de la central accidentada Tokyo Electric Power Company, Tepco, anunció que el accidente nuclear había liberado 2,5 veces más radiación de lo estimado inicialmente y que el 99 por ciento del total de radiación fue emitido en las primeras tres semanas posteriores al desastre.

Asimismo, en 2013 la empresa admitió que después del accidente, había vertido casi 80 mil galones de agua contaminada al océano Pacífico a diario, vertido que continúa hasta hoy.

Seguidamente en 2014, Tepco informó que las fuentes de agua subterránea cerca de la planta de Daiichi y a 80 pies desde el océano Pacífico contenían 20 millones de becquereles del elemento radiactivo estroncio-90 por galón, cuando el límite máximo internacionalmente aceptado para el estroncio-90 en el agua ronda alrededor de 120 becquereles por galón.

>> Fukushima detecta fuente de filtración de radiación al mar

En febrero de 2015, la operadora de la central nuclear de Fukushima informó sobre el hallazgo de una nueva fuga de agua radiactiva por el desagüe de uno de los reactores, que causó vertidos al mar.

La prioridad de Tepco y de las autoridades del Ministerio de Energía japonés es trabajar en el positivo desarrollo del proceso de desmantelamiento de la planta, aunque se estima que el tiempo de duración se prolongará por 30 años, uno de los objetivos de disminuir las consecuencias del accidente nuclear es que "no afecten" al turismo de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.