• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los niveles de radiación registrados en la actualidad son tan elevados que hasta las máquinas más avanzadas quedan destruidas tras apenas dos horas de exposición.

Los niveles de radiación registrados en la actualidad son tan elevados que hasta las máquinas más avanzadas quedan destruidas tras apenas dos horas de exposición. | Foto: Archivo

Publicado 11 marzo 2017

Este sábado se conmemora en Japón el sexto aniversario del terremoto y el tsunami que condujeron al segundo accidente nuclear más grande de la historia, la catástrofe de Fukushima.

El 11 de marzo de 2011, alrededor de las 15H00 hora local (06H00 GMT), un devastador terremoto de 9 grados en la escala de Richter y un posterior tsunami con olas de hasta 10 metros de altura, provocaron el accidente nuclear en la central atómica japonesa de Fukushima, el más grande desde el desastre de Chernobil (Ucrania) en 1986.

El accidente se ocasionó por la paralización de los reactores 1, 2 y 3 de la planta de Fukushima. Ante un caso similar, la central eléctrica habría recurrido a la red eléctrica externa, sin embargo, esta había sido destruida por el terremoto, por lo que no se pudo abastecer los sistemas de control ni enfriar los reactores.

Luego de la paralización de los sistemas de refrigeración de dos reactores y de cuatro generadores de emergencia, surgieron evidencias de una fusión del núcleo parcial en los reactores 1, 2 y 3; además se produjeron explosiones de hidrógeno que destruyeron el revestimiento superior de los edificios que albergaban los reactores 1, 3 y 4.

Se registró también una explosión que dañó el tanque de contención en el interior del reactor 2 y se produjeron múltiples incendios en el reactor 4.

Ante tal catástrofe, las autoridades comenzaron por evacuar a cerca de 80.000 personas a un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta, que luego se extendió a 30 km, y más tarde a 40 km. El número total de evacuados llegó a alcanzar los 300.000.

¿Qué pasó luego del accidente?

Para el año 2012, la compañía operadora de la central accidentada, Tepco, anunció que el accidente nuclear había liberado 2,5 veces más radiación de lo estimado inicialmente y que el 99 por cientro del total de radiación fue emitido en las primeras tres semanas posteriores al desastre.

Asimismo, en 2013 la empresa admitió que después del accidente, había vertido casi 80.000 galones de agua contaminada al océano Pacífico a diario.

Seguidamente en 2014, Tepco informó que las fuentes de agua subterránea cerca de la planta de Daiichi y a 80 pies desde el océano Pacífico contenían 20 millones de becquereles del elemento radiactivo estroncio-90 por galón, cuando el límite máximo internacionalmente aceptado para el estroncio-90 en el agua ronda alrededor de 120 becquereles por galón.

En febrero de 2015, la operadora de la central nuclear de Fukushima informó sobre el hallazgo de una nueva fuga de agua radiactiva por el desagüe de uno de los reactores, que causó vertidos al mar desde el pasado mes de abril.

A una semana de cumplirse seis años del desastre, Tokio activó la alarma en el país al descubrir el origen del repentino aumento del nivel de radiación en la zona de la instalación nuclear: un agujero de unos dos metros de diámetro en el reactor 2 que provocó una fuga.

 

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Tienes Más Información?

AQUÍ puedes enviarnos la información verificable que tengas sobre este tema


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.