Brasil dirime su futuro económico entre 2 modelos contrapuestos | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Bolsonaro o Haddad. Uno de los dos gobernará Brasil en los próximos años.

Bolsonaro o Haddad. Uno de los dos gobernará Brasil en los próximos años. | Foto: Reuters

Publicado 17 octubre 2018

Una sociedad polarizada acudirá a las urnas para tomar una decisión trascendental entre dos arquetipos disímiles: el neoliberalismo o el progresismo.

El 28 de octubre próximo Brasil tendrá una cita histórica. Medios de comunicación no dudan en tildarla como la elección más polarizada en la historia del país latinoamericano.

El candidato ultraderechista del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, y el representante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, optarán por la Presidencia.

Se trata de dos modelos antagónicos, especialmente en lo económico, entre la agenda de privatizaciones de Bolsonaro, favorito tras su holgada victoria en la primera vuelta, y la propuesta de Haddad, que retoma las bases de los gobiernos del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

¿Qué propone Bolsonaro?

 

El plan del oficial en retiro del Ejército brasileño ha sido catalogado de confuso, especialmente en comparación con el de su rival. Empero, en las últimas semanas su equipo ha intentado aclarar las dudas sobre su modelo neoliberal.

 

Un modelo creado por Paulo Guedes, doctor de la Universidad de Chicago —think tank del liberalismo económico— y principal asesor de Bolsonaro; quien no duda en confesar que ante cualquier interrogante "le pregunto a Paulo Guedes. No tengo vergüenza en decirlo".

Todo el modelo económico corre a cuenta de Guedes, un férreo crítico de la política social del PT, que aboga por privatizar las 147 empresas estatales del país, incluida la emblemática Petrobras.

"Podemos hacer más con mucho menos" se lee en su programa económico, en el que se plantea reducir a la mitad los 29 ministerios del país.

 

Además prevé controlar la nómina de sueldos, recortar la inversión pública, aumentar el impuesto de las personas jurídicas de 17,5 a 20 por ciento y a la par disminuir el de las empresas del 34 al 15 por ciento. "Mejorar la carga tributaria para que los que pagan mucho paguen menos" es la meta.

Los inversionistas han respondido positivamente a la victoria de Bolsonaro (con el 46,03 por ciento de los votos) porque consideran que gobernará a favor de los mercados e incluso aspiran a que aplique una reforma al sistema de pensiones; un tema polémico en la nación amazónica.

"Las señales que está dando en cuanto a abrir la economía brasilera, reducir el déficit fiscal, reformar las pensiones, reducir el tamaño del sector público con muchas privatizaciones. Creo que es lo que un país como Brasil, que es un gigante, necesita", aseveró el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

¿Cuál es la postura de Haddad?

 

El candidato por el PT pasó al balotaje con el 29,28 por ciento del voto. Ahora su desafío es unir el descontento que genera Bolsonaro, y mucho de ello dependerá de los debates en los que pueda dar a conocer su programa económico.

"Hagamos una campaña positiva y demarquemos las diferencias entre los proyectos. Ahora, mi oponente necesita participar en los debates (...). Nadie puede ser elegido sin presentar sus propuestas a la gente", dijo recientemente.

 

El Nuevo Proyecto de Desarrollo que lidera busca mejorar la calidad de vida y la generación de oportunidades, en un país que tiene más de 13 millones de desempleados.

El Banco Central —que para Bolsonaro debe ser independiente— estimulará la generación de empleos y controlará la inflación, con un tipo de cambio intervenido.

"Nuestra propuesta es aumentar el poder adquisitivo del brasileño, reduciendo la carga tributaria de los que ganan menos y recortando el interés que cobran los bancos", indicó en una rueda de prensa.

Los mayores ejes son el Plan de Emergencia y el Plan Estructural. Con el primero pretende derogar las leyes neoliberales aprobadas bajo el mandato del presidente no electo, Michel Temer (2016-2018); y con el segundo apuesta por un desarrollo industrial comprometido con lo sustentable, lo social y lo ambiental.

Sumado a esto, aboga por retomar las relaciones legadas por Lula y Dilma Rousseff (2011-2016) de integración regional. Una estrategia de multipolaridad que tiene como principal base el reforzamiento del bloque de los BRICS.

>> Elecciones generales de Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.