DEL GOLPE DE ESTADO AL GOBIERNO DE FACTO
Acusaciones sin pruebas

Al iniciar su mandato Dilma Rousseff era investigada en el caso Lava Jato por supuestos sobornos de la estatal petrolera Petrobras. La justicia comprobó que la mandataria no tenía nexos con la trama de corrupción.

 

Pero el golpe debía continuar: la oposición halló otro ángulo, esta vez acusó a Rousseff de maquillar los saldos de las cuentas públicas de su primer mandato (2010-2014) para encubrir el déficit fiscal. Este caso fue conocido como "pedaladas fiscales".

 

Rousseff presentó en julio de 2015 al Tribunal de Cuentas de la Unión un documento de 900 páginas, el cual demostraba que no hubo incumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal. En octubre, el organismo consideró que sí había irregularidades y se dio paso al impeachment.

La consumación del golpe

En medio de manifestaciones masivas en contra del golpe de Estado, el 12 de mayo el Senado de Brasil aprobó el proceso de impeachment y Rousseff fue separada de su cargo por un máximo de 180 días. Asumió de forma interina el vicepresidente Michel Temer.

 

En junio, un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño ratificó que no existían pruebas de que Rousseff participara en las maniobras fiscales. El 26 de agosto seis testigos de la defensa, exfuncionarios y académicos, demostraron que la mandataria no cometió ningún delito.

 

¡Se consuma el golpe! El 31 de agosto, el Senado aprobó la destitución de Dilma con los votos a favor de 61 senadores. Así inició el torbellino de caos en Brasil: crisis de la democracia y la llegada del Gobierno de facto de Michel Temer, con sus políticas neoliberales.

Brasil: Dilma y su denuncia del golpe parlamentario en su contra

En su discurso de salida de la presidencia de Brasil, en agosto de 2016, Dilma Rousseff denunció lo que consideró un golpe parlamentario contra su gobierno y el pueblo del gigante suramericano. teleSUR.

EL BRASIL QUE DEJA MICHEL TEMER

El golpe de Estado a Dilma Rousseff llevó al poder a Michel Temer. Su Gobierno de facto pronto se convirtió en sinónimo de pobreza, desempleo y anulación de derechos de los trabajadores.

LOGROS DE LULA Y DILMA

Gob. de Lula da Silva logró estabilizar la economía de Brasil

Durante su mandato, del 2003 al 2011, Brasil alcanzó estabilidad económica creciendo a un ritmo promedio anual del 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB), además de que logró bajar la tasa de desempleo del 10.5% al 5.7%, saldó la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) e implementó políticas económicas con un enfoque de inclusión social. teleSUR

Lula y la democratización de la enseñanza

- Se dobló el número de matrículas en las universidades federales

 

- Se crearon más de 214 escuelas técnicas y se reagruparon otras 140

 

- Se construyeron 126 campus universitarios y 14 universidades federales

 

- El presupuesto del Gobierno para educación aumentó de 20 mil millones de reales a 100 mil millones al finalizar el primer mandato.

 

Dilma y la continuidad de la protección social

- Más de 5.4 millones de puestos de trabajo entre enero 2011 -  mayo 2014 (20.8 millones si se suman logros del gobierno de Lula)

 

- Salario mínimo en 724 reales (266,4 dólares), el mayor poder adquisitivo para los trabajadores desde 1979.

 

- Disminución de la deuda pública

 

- Continuidad de programas sociales, como Bolsa Familia que sacó de la pobreza a más de 36 millones de brasileños, quienes tuvieron acceso a derechos básicos, como educación y salud.

 

- Plan habitacional Mi Casa, Mi Vida: Registró 1 millón de viviendas construidas en la primera etapa y 2.75 millones en la segunda etapa. El programa creó más de 80.000 nuevas empresas y generó miles de empleos.

 

BLOQUEO JUDICIAL A LULA
Antecedentes

La investigación por corrupción en la empresa estatal Petrobras, conocida como Lava Jato, comenzó en 2014.

 

Con la detención de Alberto Youssef, principal operador de las coimas con la empresa, inició una serie de delaciones contra políticos, incluidos líderes del Partido de los Trabajadores (PT).

Acusación

Lula fue implicado en el caso Lava jato en noviembre de 2015 y para marzo de 2016 la Fiscalía de Sao Paulo lo denunció por supuesta corrupción pasiva y blanqueo de capitales.

 

Según los fiscales, el expresidente brasileño había recibido 2,7 millones de reales (780.000 dólares) de la empresa OAS, una de las implicadas en la trama. Parte de ese pago, alegan, fue un apartamento tríplex en la ciudad de Guarujá, en la costa del estado de São Paulo, del sureste de Brasil.

Pruebas

Para basar su denuncia, la Fiscalía brasileña usó como prueba un documento encontrado en el domicilio del expresidente en el que el apartamento figura a nombre de OAS y las visitas que en algún momento realizó Lula junto a su esposa Marisa Letícia, durante la realización de unas reformas al inmueble.

Defensa

No hay ninguna prueba de que el apartamento sea propiedad del líder del PT. Los abogados defensores argumentan que Lula jamás fue beneficiado de forma indebida y que además ese inmueble no guarda relación con Petrobras.

 

Asimismo, explican que en algún momento, Lula estuvo interesado en comprar el inmueble, pero desistió de la idea. Además, destacan que para que exista una condena por corrupción es necesario demostrar un acto en respuesta al supuesto soborno recibido.

Condena

El 22 de julio de 2017, Lula recibe una condena en primera instancia emitida por el juez federal Sergio Moro, responsable del caso. La pena contra el líder del PT fue de nueve años y medio de prisión por los crímenes de corrupción y lavado de dinero.

 

Pese a todos los recursos interpuestos por la defensa, el expresidente recibe una condena en segunda instancia emitida el 24 de enero de 2018 por tres jueces del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), quienes por unanimidad aumentan la condena a 12 años y un mes de prisión.

Detención

El juez Sergio Moro ordenó la detención del expresidente el 5 de abril de 2018 con un plazo hasta las 17H00 horas local del 6 de abril para presentarse de manera voluntaria en la sede de la Policía Federal en Sao Paulo.

 

Antes de cumplir con la orden de detención, el líder del PT se encontró con sus seguidores en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos, en el municipio Sao Bernardo do Campo, en São Paulo.

 

El 7 de abril el expresidente se presentó en la sede policial y luego fue trasladado a Curitiba, en Paraná, donde se encuentra detenido.

Bloqueo a la candidatura

Aludiendo a la ley de “ficha limpia”, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilitó al líder del PT a participar como candidato en las elecciones presidenciales a celebrarse el 7 de octubre de 2018 y dio como plazo el 11 de septiembre a la formación política para presentar a su sustituto.

 

La decisión se da pese a que la Organización de Naciones Unidas (ONU) determinó que el Estado brasileño debía permitir que Lula ejerciera sus derechos políticos hasta tanto todos los recursos pendientes fueran revisados y se diera la condena final.

HADDAD, REPRESENTANTE DE LULA
¿Por qué el PT elige a Haddad?

"Poner millones de pobres, negros e indígenas dentro de las universidades y crear más de 400 escuelas técnicas públicas, esas transformaciones tienen un valor muy grande, y fueron comandadas por Haddad", explicó el analista político y periodista Beto Almeida, sobre la elección del sustituto de Lula.

 

Asimismo, Haddad fue alcalde de Sao Paulo, la mayor ciudad de brasil y una región estratégica para el Partido de los Trabajadores. "Su calidad de pensador, economista y un hombre con mucha juventud con experiencia en transformación social y políticas públicas", destacó Almeida.

Qué piensa Haddad sobre...

Corrupción. Haddad apuesta por el fortalecimiento de las instituciones del Estado para atacar la corrupción y promueve la continuidad de las políticas de los gobiernos del PT contra esa materia.

 

Economía. "Lula hizo una de las mayores reformas tributarias, que fue colocar al pobre en el presupuesto", dijo Haddad durante el debate presidencial del 20 de septiembre. Está a favor de la redistribución igualitaria de los ingresos como base de la economía de mercado.

 

Trabajo. El trabajo y la educación son los pilares fundamentales de su plan de gobierno. Para generar más empleos apelaría por la reforma tributaria; una reforma bancaria y la reforma fiscal para generar más puestos de trabajo en nuevas obras.

 

Educación. Invertiría en la formación inicial y permanente de los profesores. "Cada escuela federal tendrá que adoptar una escuela estatal con bajo desempeño para promover esta etapa", explicó como una de las ideas.

 

Derechos humanos. El exalcalde de Sao Paulo propone leyes contra la discriminación de género, raza o sexual. Se recuperarían medidas implementadas en los gobiernos del PT, como de protección a las mujeres, comunidades rurales, entre otros aspectos.

 

Política exterior. Recuperar la unión de países latinoamericanos como un mismo bloque político, económico y cultural a través de organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), y la consolidación de la construcción de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).