• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El nuevo sistema de divisas operará a favor del pueblo.

El nuevo sistema de divisas operará a favor del pueblo. | Foto: AVN

Publicado 9 marzo 2016

Miguel Pérez Abad aseguró que las medidas tomadas no perjudican los alcances y beneficios de la Revolución Bolivariana.

El vicepresidente del Área Económica de Venezuela, Miguel Pérez Abad, anunció que desde este miércoles regirán en Venezuela dos tipos de cambio, el protegido, Dipro, y el complementario, Dicom, mecanismos a través de los cuales el Gobierno venezolano prioriza la protección del pueblo.

Abad destacó que con esta medida se rompe con el modelo de control de cambio que tuvo su momento histórico, y añadió que "si no hubiese sido por el control de cambio, hubiesen vaciado las reservas internacionales y el país no hubiese construido la robustez financiera que hoy tenemos".

El funcionario explicó que el Dipro podrá ser utilizado únicamente en la adquisición de bienes y servicios, e iniciará a una tasa de 10 bolívares por dólar que se irá ajustando de manera progresiva, "considerando los impactos sociales".

Con relación a esto, detalló que con el tipo de cambio protegido se podrán realizar las siguientes operaciones:

1.- Pago de rubros considerados esenciales para la vida, como alimentos, medicinas y materia prima para su producción.

2.- Liquidación de operaciones destinadas al pago de pensiones de vejez, del Seguro Social y las jubilaciones.

3.- Pagos del sector salud, deporte, cultura, investigaciones científicas y otros casos de especial urgencia.

4.- Pago de actividades académicas presenciales en el exterior. 

"Este tipo de cambio busca preservar y proteger a la familia venezolana así como a los sectores productivos, sobre todo en el sector farmacéutico y alimenticio", explicó el también ministro de Industrias y Comercio. 

El segundo tipo de cambio, el Dicom, regirá para todas las transacciones no incluidas bajo el tipo de cambio protegido. Esta modalidad iniciará con una tasa de 206,92 bolívares por dólar y fluctuará según la dinámica económica del país.

En este sentido, Pérez Abad indicó que en adelante las solicitudes de autorización de adquisición de divisas para realizar consumos con tarjetas de crédito, avances en efectivo y el efectivo por viaje de menores, se liquidarán al tipo de cambio flotante.

El dato: Las solicitudes de autorización de pagos en divisas con estatus de aprobada, antes de la fecha de aprobación del nuevo modelo cambiario, se liquidarán a precio de la última tasa vigente del Sistema Complementario de Adquisición de Divisas (Sicad), es decir, a 13,50 bolívares por dólar.

De igual manera, se tramitarán a través del Dicom, las ventas de divisas efectuadas a la representaciones diplomáticas, así como las operaciones de ventas de divisas generadas por exportación y venta de hidrocarburos.

Además, las empresas básicas y aquellas que no pertenecen al sector petrolero podrán vender a dólar flotante.

El vicepresidente del Área Económica de Venezuela aseguró que es un nuevo sistema de captación de divisas que pretende generar flujo de capitales y será dirigido a las áreas estratégicas de los 14 motores

Resaltó que "ninguna medida económica ha sido tomada sin preservar los alcances y los beneficios que la Revolución ha venido desarrollando".

El representante del área económica resaltó que el nuevo tipo de cambio es un sistema de captación, inversión y administración de divisas, que no solo dirige sino que tiene la facultad de generar flujo de capital para el país.

Respaldo de las empresas privadas

Miguel Pérez Abad llamó a las empresas privadas del país a respaldar el nuevo esquema cambiario a fin de incrementar las capacidades productivas y proteger a los sectores más humildes de la población.

"Pedimos el respaldo sobre todo del sector productivo venezolano, de las empresas de capital privado. Tenemos un tipo de cambio dual que está dirigido al desarrollo de las capacidades productivas y a la protección social de los sectores más vulnerables de nuestro país", afirmó durante la rueda de prensa ofrecida desde la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), en Caracas. 

Precisó que ante el problema de flujo de caja que afronta la nación, la obligación es crear y recrear un nuevo modelo productivo, en el que la industria, la agricultura urbana y el resto de los 14 motores de la Agenda Económica Bolivariana promuevan estabilidad financiera y bienestar social.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.