• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La comunidad indígena pone sus esperanzas en Francisco. Es la segunda vez que un papa visita esta comunidad.

La comunidad indígena pone sus esperanzas en Francisco. Es la segunda vez que un papa visita esta comunidad. | Foto: Cuartoscuro

Publicado 15 febrero 2016

La comunidad indígena espera soluciones del papa respecto a los conflictos sociales y la violación de los derechos humanos, que atraviesa ese estado al sur del país. 

Los habitantes de Chiapas (sureste), México, están ansiosos con la gira del papa Francisco. Y es que los residentes de esta población se sienten abandonados, no sólo por el Gobierno, sino también por la Iglesia mexicana, que le ha prestado escasa atención a su causa.

La visita del papa a Chiapas es la parte más polémica de su agenda por México, no sólo porque ése es el estado con menos católicos en el país, o por registrar el número más alto de conflictos religiosos, sino porque es San Cristóbal de las Casas, la mayor ciudad de Chiapas, en la que se ubica la diócesis más controvertida para la Iglesia católica mexicana.

Las organizaciones integrantes de la Red por la Paz Chiapas y Melel Xojobal, que trabajan en la promoción y defensa de los derechos humanos en la región, expresaron su preocupación por los diversos conflictos sociales y violaciones de derechos en la zona, donde a su juicio lo que mayor gobierna es la violencia. 

Ante ese panorama, aprovechando la segunda visita que realiza un papa a ese estado, han desarrollado los siete conflictos que vive la población, de los que piden la intervención de Francisco para resolverlos.

Dato: el 11 de mayo de 1990, Juan Pablo II estuvo en Chiapas. 

>> Chiapas, Oaxaca y Guerrero tienen 3,6 millones de pobres 

Conflicto Armado Interno: En este punto, las organizaciones destacaron que desde el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1994, el Estado mexicano ha implementado una política de contrainsurgencia que fomenta conflictos intercomunitarios, desplazamientos forzados, crímenes de lesa humanidad, más agresiones de todo tipo, como el asesinato del Maestro Zapatista Galeano en mayo de 2014.
Desplazamiento interno forzado: En Chiapas hay un amplio número de desplazamientos forzados, debido a las amenazas recibidas por los conflictos agrarios, religiosos o políticos.
Agresiones a defensores: Las organizaciones destacaron que en los últimos meses, ha habido un aumento de agresiones, hackeos, allanamientos, amenazas e intimidaciones a defensores de derechos humanos. Destacaron el caso de las amenazas de muerte en contra del párroco de Simojovel, Marcelo Pérez; o el caso de Julio César Ortega y su familia, integrante del equipo del Centro Indígena de Capacitación Integral.
Mujeres: Ellas son víctimas de discriminación y violencia. “Diversas voces han pedido el otorgamiento de la Alerta de Violencia de Género para Chiapas, pero la omisión del Estado ante esta petición continúa fomentando la inseguridad entre las mujeres”, señalaron.
Impunidad: En Chiapas las y los campesinos e indígenas se encuentran todavía más vulnerables por un sistema lento, que en muchas ocasiones funciona mal.
Tierra y territorio: Algunas de las tierras en Chiapas se encuentran amenazadas por la reciente Reforma Energética que declara como de utilidad pública a la industria de tipo extractivista.
Los niños: De acuerdo con las organizaciones, Chiapas tiene el porcentaje de población infantil más alto de todo el país: 4 de cada 10 personas tienen menos de 18 años, de los cuáles el 8 de cada 10 vive en condiciones de pobreza, y 4 de cada 10, de 0 a 4 años, padecen algún tipo de desnutrición.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.