• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno de Tsipras apoya la opción del "No", contraria a las presiones de la troika.

El Gobierno de Tsipras apoya la opción del "No", contraria a las presiones de la troika. | Foto: Reuters

Publicado 5 julio 2015

Martin Schulz expresó que, de ganar el “No” en el referéndum de este domingo, Grecia deberá introducir otra moneda. 

Mientras el pueblo griego vota este domingo para decidir por sí mismo el futuro del país y su relación con los acreedores internacionales, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, lanza nuevas advertencias contra la nación helena para que acepte las propuestas de la troika.

De acuerdo con el titular de la Eurocámara, si en la consulta popular que se celebra en esta jornada gana la opción del “No”, Grecia deberá introducir otra moneda porque el euro ya no estará disponible como medio de pago.

Lea aquí: Australia, Portugal y Reino Unido marchan en apoyo a Grecia

En declaraciones a la emisora alemana 'Deutschlandfunk', en una entrevista grabada el jueves y emitida este domingo, Schulz expresó: “en el momento en que alguien introduce una nueva moneda, sale de la eurozona. Es un elemento que me da esperanzas de que la gente no vote “No” en el referéndum”.

De ese modo, el presidente de la Eurocámara se une a las presiones realizadas por varias autoridades de la Unión Europea, que han llamado a la nación helena a aceptar las exigencias de los acreedores, a pesar de que los recortes sociales que estos imponen han llevado al país a una crisis humanitaria.

Con sus declaraciones, Schulz pretende sembrar la incertidumbre entre la población griega ante el temor de una posible salida del euro, aun cuando el primer ministro Alexis Tsipras ha remarcado en varias ocasiones que en el referéndum lo que se discute no es la permanencia de Grecia en el área de la moneda común.

Como parte de la entrevista, el titular del PE manifestó también que, en el caso de que el referéndum tenga un resultado negativo, no existirá un marco de negociación para la gestión de la deuda y el desarrollo de la nación.

Lea además: Gobiernos europeos apoyan campaña de miedo en Grecia

Esta semana Schulz ya había atacado directamente al Ejecutivo heleno encabezado por Tsipras, al expresar que, si en la consulta resulta vencedora la opción del “Sí”, el Gobierno debería dimitir.

Según el europarlamentario, después de ese resultado, y hasta que se celebrasen esas nuevas elecciones, debería haber un "gobierno tecnocrático para que así pudiéramos continuar negociando para llegar a un acuerdo razonable con los acreedores”.

La postura de Tsipras al frente del país europeo ha provocado ese tipo de reacciones desde enero pasado, cuando llegó al poder, pues el Primer Ministro se ha negado a doblegarse a las exigencias de los acreedores, los cuales exigen nuevas medidas de austeridad y recortes sociales que afectan los salarios y las pensiones.

Por el contrario, el jefe del Ejecutivo se ha pronunciado sobre la necesidad de reestructurar la insostenible deuda griega -que representa un 180 por ciento del Producto Interno Bruto-, y ha realizado sus propias propuestas sobre las medidas a aplicar en el país, que han sido rechazadas por los prestamistas. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.