• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Rusia ha seguido atentamente la situación política que vive el país sudamericano. (Foto referencial).

Rusia ha seguido atentamente la situación política que vive el país sudamericano. (Foto referencial). | Foto: EFE

Publicado 18 abril 2016





La cancillería rusa espera que lo problemas que puedan surgir en cuanto proceso político, pueda ser resulto en el ámbito constitucional.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, expresó que Moscú tiene la esperanza de que la situación política en Brasil se resuelva por medio de la ley y sin injerencia de países, con relación a la decisión de la Cámara Baja del Congreso para iniciar el proceso de destitución de la presidenta Dilma Rousseff.

La Cancillería rusa hizo énfasis en que ha seguido atentamente la situación política que vive el país sudamericano. Según ha recordado la portavoz rusa, Brasil y Rusia están unidos por una alianza estratégica y por la exitosa experiencia a largo plazo de cooperación en los formatos multilaterales: la ONU y el G20.

>> Aprobado juicio político contra Rousseff, ¿qué sigue ahora?

Aprueban juicio político contra Dilma


La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este domingo el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes.

Con estos resultados, la discusión continuará ahora en el Senado, ente que definirá la suspensión de la mandataria de su cargo, lo que según algunas personalidades brasileñas, constituye un golpe de Estado. 

En defensa de la presidenta Rousseff, el abogado del Estado, José Eduardo Cardozo, anunció que se trata de un juicio viciado que viola los principios del debido proceso legal.

>> Defensa de Rousseff: Juicio político está viciado y es ilegal

En contexto:
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la Jefa de Estado. 
A la mandataria la acusan de cometer crímenes de responsabilidad y de violar normas fiscales, pese a que la defensa ha señalado que no hay ningún ilícito ni pruebas en su contra.
De ser aprobado el juicio político en el Senado y concretarse su destitución, asumiría la Presidencia de Brasil el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de impeachment.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.