• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre.

Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre. | Foto: EFE

Publicado 1 marzo 2016

El Gobierno de Mauricio Macri pactó un principio de acuerdo con el fondo NML Capital, Aureluis y otros acreedores, para pagarles la cantidad de 4 mil 653 millones de dólares, según anunció el mediador judicial del caso, Daniel Pollack. 

Argentina pidió préstamos en los mercados financieros internacionales de 12 mil millones de dólares para afrontar los pagos a los fondos buitre. 

Tras la negociación, la escritora y periodista de ese país, Stella Calloni, indicó que no se sabe qué hay detrás de lo pactado entre el Gobierno de Mauricio Macri y los fondos buitre, además de explicar que lo más grave de la situación es "la pérdida de la soberanía de Argentina".

La periodista señaló que el Congreso debe debatir el acuerdo y solicitar que se hagan visibles todos los detalles de la negociación.

Mauricio Macri trabaja desde hace días para lograr los apoyos en el Congreso y el Senado para aprobar este acuerdo, que está sujeto al respaldo parlamentario. 

>> Claves: Las promesas de Macri ante el Congreso para el 2016

Por su parte, el exministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que ahora se espera en Argentina una “tranquera de endeudamiento”. “Es la primera vez que yo veo a alguien festejar que vamos a endeudarnos a lo loco”, criticó. 

Economistas argentinos aseguran que la negociación se encuentra lejos de ser un alivio para el país porque para ellos se está “ignorando la voluntad del Banco Central de Argentina, que en su contra sigue sacrificando reservas”.

Los especialistas aseveraron que fuentes altamente confiables cuentan que el equipo económico argentino teme que se dé una nueva vuelta de remarcaciones de precios, que seguiría a la ya producida en estos últimos meses.

Este panorama es muy distinto del que suponía y había prometido Macri en la campaña electoral. En ese entonces, afirmaba con marcada contundencia que la entrada de capitales sería tan fuerte que los problemas estarían vinculados no con frenar la suba, sino más bien con contener la caída de la divisa estadounidense.

>> Macri niega que la inflación se deba a liberación del dólar en Argentina

EN CONTEXTO
Entre 2011 y 2012 los fondos buitre, conformados por diferentes acreedores extranjeros, reclamaron el pago de la deuda de mil 300 millones de dólares, es decir, el 100 por ciento de la misma adquirida por Argentina, además, de la cancelación de intereses, hecho que avaló el juez de Nueva York, Thomas Griesa. 
Argentina nunca se negó a cancelar la deuda, sin embargo, apeló la decisión del Tribunal estadounidense para buscar la reestructuración de los pagos. 
En 2014, bajo el mandato de Cristina Fernández logró revertirse la decisión de Griesa y congeló el pago de 700 millones de dólares adicionales a la deuda, aunque se mantiene el litigio entre los acreedores y el país suramericano.
Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015 se dio a conocer la renegociación con los fondos buitre, pero éste admitió que las reuniones con los acreedores buscaban el default en Argentina y que no iban "tan bien" como se esperaba. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.