• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La red social colabora con el espionaje del Gobierno de EE.UU.

La red social colabora con el espionaje del Gobierno de EE.UU. | Foto: Archivo

Publicado 3 agosto 2014

La demanda del joven está relacionada con la cooperación de Facebook con la NSA y sus programas para recopilar datos como Prism, así como las políticas de seguridad de datos.

El estudiante austríaco de Derecho, Max Schrems, anunció la intención de presentar una demanda colectiva contra la red social Facebook por su estrecha colaboración con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) del Gobierno de Estados Unidos.

La demanda del austríaco está relacionada con la cooperación de Facebook con la NSA y sus programas para recopilar datos como Prism, así como las políticas de seguridad de datos. En su demanda Schrems se centra en la "falta de una manera efectiva para aceptar o rechazar los múltiples usos de la información personal".

El joven estudiante apeló el pasado viernes a mil millones de usuarios de la red social a presentar la demanda colectiva, la cual envió a Irlanda, donde se ubica el departamento jurídico de Facebook, responsable de los usuarios de EE.UU. y Canadá.

Bajo la ley austríaca, un grupo de personas puede transferir sus quejas financieras a una única persona, en este caso Schrems. El procedimiento legal funciona como una demanda colectiva.

Demandas seguidas

Schrems, quien ya tiene un caso pendiente en el Tribunal Europeo de Justicia en el que está implicada la red social, considera que el comisario irlandés para la seguridad de datos es muy permisivo con el tema de la recopilación de datos personales y  no cumple con las leyes europeas.

El estudiante de Derecho exige una indemnización de 500 euros por cada usuario por las supuestas violaciones de datos, entre ellas la ayuda a la NSA estadounidense para realizar su programa PRISM, que recabó datos personales de usuarios de Facebook y de otros servicios de Internet.

En el 2011, Schrems pidió a Facebook que le proporcionara una copia de sus datos personales que había reunido la empresa. La legislación de la UE contempla en un reglamento que cada ciudadano de la UE tiene derecho a recibir de una empresa una copia de toda su información personal que la compañía pudo recoger.

Como resultado, Schrems recibió un documento de mil 200 páginas que contenía todos los datos, incluso su correspondencia con amigos.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.