• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El cambio del nombre del Frente Al-Nusra no es por casualidad ahora que el balance favorable para las fuerzas del Ejército Árabe Sirio.

El cambio del nombre del Frente Al-Nusra no es por casualidad ahora que el balance favorable para las fuerzas del Ejército Árabe Sirio. | Foto: Sputnik

Publicado 14 agosto 2016

Ser identificado como grupo de oposición moderada a Al-Assad le permitirá a Al-Nusra seguir recibiendo dinero y armamento para continuar con sus estrategias terroristas sin atacado por EE.UU.

El Frente Al-Nusra, uno de los grupo terrorista que opera en Siria, anunció que se divorció por completo de Al-Qaeda, que ya no tiene nada que ver con esa organización extremista y que ahora se denominan el Frente Fath al-Sham o en español El Frente para la Conquista del Levante.

>> Mueren 40 personas tras ataque del frente Al-Nusra en Alepo

Según lo descrito por el líder de Al-Nusra, Abu Mohammed al-Golani, la nueva formación ahora está formada por fuerzas suníes cuyo único objetivo es "imponer la ley de Dios y su justicia entre todos", así como lograr la unificación de todos los "yihadistas" y reemprender la guerra contra Damasco, derrocar el Gobierno de Bashar Al-Assad, instaurar un califato y liberar al pueblo del "Gobierno de los tiranos".

Este hecho se produjo ahora que están sucediéndose profundos cambios en el escenario bélico en Siria a favor del Ejército. Además ocurre justo cuando Rusia y Estados Unidos anunciaron que atacarán a todos los grupos reconocidos como terroristas en el país árabe.

>> Ejército sirio lanzó ofensiva contra terroristas en Alepo

¿Por qué separarse de Al-Qaeda?

Lo cierto es que el Frente Al-Nusra representa a varios países que buscan el derrocamiento de Bashar Al-Assad y el que este sea considerado como un grupo terrorista solo obstaculiza el apoyo financiero y logístico que esas naciones le puedan otorgar. De hecho, países como Turquía y Catar  ya se han reunido con los líderes de Al-Nusra en Doha y Estambul y los han instado a separarse de Al-Qaeda, amenazándolos incluso con suspender las ayudas financieras.

Que esto ocurra justo ahora en medio de los avances del ejército sirio, especialmente después de que Rusia entrara en el campo de batalla, es crítico para ellos. Verse al borde de su aniquilación y entender que ser considerados terroristas impedía la ayuda de sus patrocinadores, Al-Nusra simplemente cambió de estrategia "para seguir con sus ataques y la recepción de ayudas".

>> Acnur denuncia el menosprecio a la seguridad de civiles sirios

"Además de esto, el reciente acuerdo ruso-estadounidense basado en el bombardeo de las posiciones de grupos extremistas como Daesh y el Frente Al-Nusra, les hizo pensar que de cambiar su nombre podrían eludir las presiones y los bombardeos", opinó el medio.

Así lo refirió la agencia de noticias HispanTV, que además sugirió que muy seguramente, para ello, contaron con el asesoramiento de benefactores, "quienes persiguen sus objetivos en Siria a través de estos grupos terroristas".  

De cualquier manera, el divorcio a Al-Nusra de Al-Qaeda también le permite presentarse ahora como un "grupo moderado", que nada tiene que ver con los pensamientos e ideologías radicales que profesa el movimiento extremista que los vio nacer. Esto es esencial para ellos porque de este modo podrán participar como una potencia opositora en las futuras reuniones que se celebren sobre el destino de Siria.

>> Ejército sirio destruye publicidad terrorista en Alepo

"Hay que plantear que la ideología extremista takfirí, que incita a sus miembros a llevar a cabo ejecuciones en masa, degollar niños y mujeres, no es algo que pueda eliminarse con tan solo un cambio de nombre. Solo se trata de una estrategia bien calculada desde la Casa Blanca y desde varios países de la región de Oriente Medio, con el objetivo de allanar el terreno para mantener con vida a este grupo", subrayó la agencia.

Y es que no es de extrañar que Al-Nusra esté tan interesado en figurar como fuerza opositora ahora que el portavoz de la Casa Blanca, Josh Ernest, anunciara que los Estados Unidos y los socios de la Coalición Internacional contra Daesh se están centrando en mejorar la capacidad de las fuerzas de la oposición moderada sobre el terreno en Siria.

>> ONU ve insuficiente tregua de tres horas diarias para Alepo

En contexto
Desde que estalló el conflicto en Siria, en 2011, muchos los grupos terroristas han surgidos para derrocar el gobierno de Bashar Al-Assad. Al-Qaeda es uno de los principales y operaba en el país por medio del Frente Al-Nusra, liderado por Abu Mohamad al-Yolani. Con la ayuda de algunos países de la región (Arabia Saudí, Catar, Turquía, entre otros), Al-Nusra empezó a reclutar ciudadanos de Jordania, Túnez, Libia, Chechenia y otros países más. De esta forma se convirtió en uno de los grupos terroristas más poderosos de Siria.
Para materializar su objetivo, ha recurrido a coches bomba, ataques suicidas, atentados contra centros comerciales y aeropuertos en la capital siria, Damasco, y en Alepo, su principal fortificación. Aunque afirmaron que no atacarían a civiles, los reportes y videos muestran cómo degollan a niños y mujeres chiíes y alauitas. EE.UU. lo enlistó como terrorista el 11 de diciembre de 2012, y la Organización de Naciones Unidas (ONU), el 14 de mayo de 2014.
En Iraq muchos de los milicianos de Al-Nusra  seguían al líder de Al Qaeda en ese país, Abu Musab al-Zarqawi. Tras la ruptura entre Al Qaeda y autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en el 2013 en ese país árabe, Al-Nusra declaró su lealtad a Al Qaeda. 
Mientras que Daesh y Al Qaeda buscan implantar una Yihad (califato) global, el objetivo del Frente Al-Nusra es hacerlo solo en Siria y, parcialmente, en El Líbano, donde se enfrenta a su vez con el Movimiento de Resistencia de El Líbano, Hezbolá.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.