• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Sánchez, pese a no no contar con votos suficientes para salir investido, declaró sentirse "orgulloso" por haber "desbloqueado" la situación tras las elecciones del 20-D.

Sánchez, pese a no no contar con votos suficientes para salir investido, declaró sentirse "orgulloso" por haber "desbloqueado" la situación tras las elecciones del 20-D. | Foto: EFE

Publicado 1 marzo 2016

Aunque la izquierda le dio la espalda a la propuesta del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, para formar Gobierno, éste pidió un cambio que permita dejar atrás las políticas del gobernante del PP, Mariano Rajoy. 

El partido de izquierda español Podemos considera que el discurso de investidura pronunciando este martes en el Congreso de ese país por el candidato socialista, Pedro Sánchez, ha sido más un acto de precampaña del líder del PSOE que un intento de formar Gobierno, según una fuente citada por el medio Europa Press.

>> España: Podemos rechaza propuesta del PSOE para formar gobierno

Sánchez no cuenta con los apoyos suficientes para conseguirlo con su pacto con el partido Ciudadanos, que solo suma 130 escaños en el Congreso, ni ha tratado de utilizar su intervención para convencer a Podemos, formación que dirige Pablo Iglesias.

Iglesias, quien se estrenará este miércoles en el hemiciclo de la Cámara Baja con su réplica a Sánchez, cree que el socialista se preocupa más por lanzar guiños y apelaciones al Partido Popular que a ellos, en un discurso que aunque no les ha sorprendido les ha generado una "decepción" mayor de la que se esperaban.

Otra interpretación del discurso 

Según el periodista Juan Bosco, Sánchez convirtió en estribillo una frase de su discurso de investidura: “Podemos hacerlo la próxima semana”. 

"Un estribillo" que, según Bosco, tiene forma de aguijón para aquellos que sabe imprescindibles en un acuerdo estable de gobierno, la formación que dirige Pablo Iglesias.

Calificó el discurso de "muy Pedro Sánchez" por cuanto intentó situar a Podemos ante su espejo, hacerle caer en su red, obligarle a justificar por qué no quiere y se revuelve contra un "Gobierno del cambio" que puede empezar a desmontar "la semana próxima" el andamiaje construido por el Partido Popular en los últimos cuatro años.

>> Sánchez acudió al Congreso sin apoyo de la izquierda española

Pedro Sánchez llegó este martes al Congreso solo con el apoyo de Ciudadanos.

Guiños a los votantes de izquierda

Una fuente citada por el medio La Información aseguró que Sánchez no paró de hacer guiños a la izquierda con temas muy sensibles para los votantes de Podemos, como la memoria histórica, la transexualidad, la protección a los animales, el rescate ciudadano y las coberturas sociales a las personas en situación de extrema necesidad o de pobreza sobrevenida.

Trass cada una de las propuestas, restallaba sobre los escaños del grupo parlamentario de Podemos el látigo de su mensaje medular: “Y esto, podría ser posible comenzar a hacerlo la próxima semana”.

Por su parte, El Mundo reseñó que Sánchez insistió en que "millones de españoles" señalaron una senda tras las elecciones del 20-D, la del "cambio", lo que implica "abandonar las políticas de Rajoy y del PP" , es decir, evitar "las imposiciones, con el chantaje y el abandono de la mesa de negociación".

>> Líder del PSOE pide abandonar las políticas de Rajoy en España

En contexto
El pasado 20 de diciembre el partido de Mariano Rajoy no alcanzó la mayoría en las elecciones generales. El PSOE logró mantener la segunda posición y le siguió Podemos, que salió reforzado con 69 asientos en la Cámara y se consolidó como primera fuerza política tanto en Cataluña como en el País Vasco.
El actual presidente del Gobierno español considera que su propuesta es la “mejor opción” para los intereses de los españoles. El pasado 2 de febrero, el rey encargó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tratar de formar un nuevo Gobierno en España. La Constitución de ese país establece que "si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato logra la confianza del Congreso, el rey disolverá ambas Cámaras y se convocarán nuevas elecciones".

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.