• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"La Policía ni las Fuerzas Armadas van a solucionar el problema. La solución viene a través del diálogo", manifestó el Ministro del Interior.

"La Policía ni las Fuerzas Armadas van a solucionar el problema. La solución viene a través del diálogo", manifestó el Ministro del Interior. | Foto: El Comercio.pe

Publicado 10 mayo 2015

Los pobladores de la zona han realizado protestas desde el pasado 23 de marzo contra el proyecto cuprífero de la mexicana Southern Copper.

El gobierno nacional de Perú a través del Ministerio del Interior llamó al diálogo para resolver la situación que se vive en la provincia sureña de Islay, por las protestas contra el proyecto minero Tía María. 

Los pobladores de la zona han realizado protestas desde el pasado 23 de marzo contra el proyecto cuprífero de la mexicana Southern Copper, por mil 400 millones de dólares, aseguran que contaminará la agricultura y el agua en la región. 

Lea también → Tía María, el cobre y el agua

Por su parte el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, informó que "La Policía ni las Fuerzas Armadas van a solucionar el problema. La solución viene a través del diálogo. Invocamos a los verdaderos líderes a que podamos dialogar y que solucionemos el problema".

El presidente peruano, Ollanta Humala, autorizó este sábado el envío de militares a Islay, luego de la muerte de un agente en enfrentamientos con los manifestantes, intentarán controlar la situación.

El titular de la cartera de interior asegura que los efectivos de las fuerzas armadas fueron enviados a Islay "para ‘resguardar’ los servicios estratégicos" y que esta medida regirá por los próximos 30 días.

No se han restringido los derechos de los ciudadanos y que los militares no estarán patrullando en zonas urbanas ni participarán en las operaciones para controlar a los manifestantes, función que seguirá a cargo de la policía

El Dato 
En las jornadas de protestas se han contabilizado la muerte de dos manifestantes, uno de ellos al recibir un disparo de la policía. Sin embargo el Gobierno peruano asegura que la policía solo usaba gases lacrimógenos y descargas de perdigones no metálicos como disuasivos no mortales. 
En la provincia de Islay ya hay 500 militares y se espera la llegada de otros 500 este domingo, aseguran que aumentar la presencia militar en la zona dependerá "de cómo se desarrolle el conflicto social durante los próximos días".

En contexto

Las protestas contra el proyecto para la explotación de cobre en Islay son encabezadas por los agricultores locales quienes insisten que Tía María contaminará y destruirá los campos de cultivo, las protestas contra el proyecto minero han sumado víctimas fatales, además 2 mil 800 niños han perdido clases y se han arruinado más de 6 mil hectáreas de arroz. 

Las autoridades peruanas insisten en que solo se abrirán al diálogo con quienes se oponen al proyecto si cesan las actividades de protesta que desarrollan hace más de 40 días. La Defensoría del Pueblo de Perú exhortó a la Policía Nacional y al Ministerio Público a garantizar la vida e integridad física y emocional de las personas relacionadas con las actividades de protesta que han llegado a la violencia. 

No deje de leer → Se agudizan manifestaciones en Perú contra proyecto minero Tía María


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.