• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La marcha fue convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

La marcha fue convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). | Foto: EFE

Publicado 1 mayo 2015

En una marcha que transcurrió de forma pacífica, los trabajadores chilenos demostraron estar a favor de la reforma laboral de la mandataria Michelle Bachelet, que incluye modificaciones importantes al actual código del trabajo que se implementó hace 35 años en la dictadura de Augusto Pinochet. 

Miles de trabajadores chilenos participaron este viernes en una marcha en Santiago de Chile (capital) para celebrar el Día Internacional del Trabajador y expresar su respaldo a la reforma laboral de la presidenta Michelle Bachelet.

La marcha, que fue organizada por la Central Única de Trabajadores (CUT) de Chile, se realizó de forma pacífica y concluyó en un acto cultural.

Lea también: Chile iniciará en septiembre proceso para nueva Constitución

Al finalizar la marcha, se pronunció la presidenta del CUT, quien manifestó el respaldo de su entidad a la reforma que la mandataria chilena envió al Congreso en diciembre pasado.

"Esta reforma laboral no nos ha sido regalada: la hemos conquistado con una estrategia sindical que se mantendrá", afirmó la presidenta del CUT.

 

Asimismo, Figueora destacó que durante el debate parlamentario de la reforma laboral se incluyeron algunas demandas de la CUT como la eliminación de la criminalización de la actividad sindical y la excesiva injerencia del Estado en la negociación colectiva.

Por otro lado, dijo que la CUT también apoya el anuncio hecho esta semana por la presidenta Bachelet de avanzar en la promulgación de una nueva Constitución.

También este viernes se realizó otra marcha de un poco más de mil personas, en la que encapuchados se enfrentaron a agentes de policías, quienes usaron gases lacrimógenos y vehículos lanza-agua para dispersarlos.

EN CONTEXTO

La reforma laboral, impulsada por la mandataria Michelle Bachelet, reconoce la titularidad del sindicato en la negociación colectiva en la empresa, cancela el reemplazo de los trabajadores que entran en huelga y amplía los temas de la negociación colectiva.

También extiende las horas de trabajo sindical para los dirigentes por concepto de capacitación y formación sindical. El proyecto es rechazado por el empresariado y los partidos conservadores.

No deje de leer: Venezolanos ratifican logros laborales obtenidos en Revolución


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.