• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 61 por cientos de los adultos mayores en Perú son jefes de hogar

El 61 por cientos de los adultos mayores en Perú son jefes de hogar | Foto: Archivo

Publicado 1 octubre 2015

Investigadores de la Universidad Norbert Wiener alertan que las condiciones socio-económicas que el Estado no atiende están afectando la calidad de vida de los ancianos.

Aproximadamente 66 por ciento de la población adulta mayor de Perú se encuentra en situación de fragilidad respecto a su salud, un 41,3 por ciento tiene problemas económicos y dos por ciento es dependiente de la asistencia social. 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) el 10 por ciento de la población peruana (tres millones de habitantes) es mayor de 60 años, lo que para investigadores de la Universidad Norbert Wiener representa un riesgo. 

Lee » Perú: Ordenan intervención de Southern por proyecto Tía María.

El estudio fue realizado en el Hospital Guillermo Almenara de Lima (capital) donde se detectó que el 47 por ciento de los adultos mayores presentan problemas de salud, aunque no limitan sus actividades; mientras que un 27,5 por ciento tiene un trastorno emocional que los obliga a usar psicofármacos.

Lee » Perú comprometido con la Unasur en fortalecer inclusión social.

Los investigadores pudieron observar que el proceso de envejecimiento genera cambios importantes en el estilo de vida de la población, debido a las consecuencias socio-económicas relevantes que no son atendidas.

DATO » Cifras del INEI, indican que en el 39,6 por ciento de los hogares peruanos hay al menos una persona mayor de 60 años y 61 por ciento de ellos son jefes de hogar. Por otra parte, el 16,2 por ciento de los hogares está conformado por un adulto mayor que vive solo.
Alarma, además la cifra de 56 por ciento de los adultos mayores no trabaja y solo 36, 2 por ciento de ellos está en el sistema pensionario.

En ese sentido, los expertos sugieren implementar medidas contra la fragilidad, ya que el envejecimiento disminuye la capacidad económica, y esta condición es un mayor riesgo de desarrollar episodios adversos, llevando a la pérdida de autonomía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.