• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Defensoras de los Derechos Humanos exigen la no repetición de esos delitos en Colombia.

Defensoras de los Derechos Humanos exigen la no repetición de esos delitos en Colombia. | Foto: El Tiempo

Publicado 16 marzo 2016





Los paramilitares de Ramón Isaza muchas veces recurrieron al aborto forzado para garantizar otra forma de dominio en las zonas controladas por las Autodefensas del Magdalena Medio. 

Los paramilitares del exjefe de los escuadrones de la muerte en Colombia, José Ramón Isaza, usaban la violación como arma de guerra para garantizar el dominio de los territorios durante la década de los 80 y 90. 

De acuerdo con un informe presentado esta semana por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá (capital), las Autodefensas del Magdalena Medio (centro) son responsables de tratos crueles e inhumanos contra centenares de mujeres colombianas.

Al menos 561 delitos cometidos por esos paramilitares fueron por acceso carnal o acto sexual, otros 27 por prostitución forzada y 18 fueron vinculados a tratos inhumanos y degradantes. 

Entre uno de los delitos cometidos por los hombres de Isaza destaca el de una joven de 22 años que fue secuestrada en su casa en Mariquita (Tolima) y llevada a una finca, donde la golpearon y torturaron con agujas por resistirse a tener relaciones sexuales con alias Duván.

Asimismo, Jeimy, una trabajadora sexual de 20 años, fue asesinada y su cuerpo desmembrado y lanzado al río Gualí. Su único delito fue pasar cerca del campamento de los paramilitares en la vereda El Guayabo, en Fresno (Tolima).

“Cuando la mujer era sometida a prestar servicios sexuales a algún miembro del grupo, en caso de negarse la amarraban desnuda para que la picaran las hormigas o la que quemaban con cigarrillos”, describe el fallo presentado por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá. 

Pese a esos delitos, actualmente muchos de ellos están en libertad por supuestamente haber cumplido con las penas alternativas establecidas por la justicia colombiana. 

Isaza, conocido también como "El Viejo", es acusado de cometer más de mil hechos criminales y 19 masacres. En diciembre de 2015 iba a ser liberado luego de que la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá aprobó su libertad condicional por razones de salud, pero la orden fue negada a petición de un juzgado de Antioquia (noroeste). 

La Sala de Justicia y Paz solicitó a la Fiscalía priorizar las investigaciones para la ubicación de fosas donde pudieran estar los restos de estas y otras víctimas de los paramilitares de Isaza. 

Asimismo, solicitó al Centro Nacional de Memoria Histórica reconstruir las biografías de mujeres víctimas de violencia sexual para que sigan vivas en la memoria social del departamento y del país. 

Vea el cara a cara de las víctimas con Ramón Isaza

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.