• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 8 abril 2016

El expresidente brasileño exhortó a mantener la unión frente a los continuos ataques de la derecha contra el Gobierno y el PT.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró este viernes que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no es atacada por sectores humildes sino por élites que insisten en sembrar un ambiente de ingobernabilidad en el país. 

Durante un encuentro con educadores, el expresidente de Brasil condenó los ataques antidemocráticos que adelanta la ultraderecha contra la jefa de Estado y el PT. "No podemos permitir que dañen todo lo que se ha logrado en este país", expresó. 

Lula afirmó que la verdadera educación se obtiene en el hogar y no en escuelas con tilde capitalista que influyen en la formación de los hombres y mujeres del mañana. "Tenemos que estar claros y determinar el origen verdadero de las agresiones contra este Gobierno", alertó. 

A su juicio, la familia juega un papel importante en el destino de cada persona. "No puede ser que en este país las élites sigan mandando", dijo, al tiempo que recalcó que en Brasil no habrá golpe de Estado. 

El exmandatario saludó el avance que ha tenido Brasil en materia de salud, educación y cultura bajo Gobiernos socialistas. "Ellos quieren eliminar el término de política social, ayuda social y todos los derivados que beneficien a los más necesitados", dijo al referirse a las pretensiones de la derecha. 

Exhortó a sus contrarios a medirse en elecciones que respondan al interés de convertirse en algún momento en presidente del país. "Quien atente contra mí o contra Dilma vaya y participe en elecciones", dijo.  

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) en el mismo para solicitar su pronta destitución.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.