• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lula ha mostrado su confianza en que el STF avale el nombramiento.

Lula ha mostrado su confianza en que el STF avale el nombramiento. | Foto: Archivo

Publicado 8 abril 2016

El Procurador General de la República, Rodrigo Janot, envió un informe a los jueces del TSF apoyando la decisión del juez Mendes en anular el nombramiento del expresidente por considerar que hubo "desvío de finalidad".

El Procurador General de la República, Rodrigo Janot, respalda la decisión del juez del Tribunal Supremo Federal (TSF) quien anuló el nombramiento del expresidente de ese país Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de Casa Civil.

Janot presentó un informe a los jueces del TSF en el que aseguró que “hay elementos suficientes para afirmar que hubo desvío en la finalidad del decreto presidencial”.

De acuerdo con el estudio realizado por el procurador la finalidad del nombramiento de Lula fue para favorecerlo en caso de que tenga que enfrentar procesos ante la justicia.

Desde que se hizo el anuncio de la designación, la oposición del país arreció su campaña sucia contra el ex mandatario asegurando que el nombramiento era un intento de obstaculizar el devenir de la justicia en el caso Petrobras, sin embargo, Lula da Silva seguirá sometido al proceso de investigación que pasará a manos de la Corte Suprema.

>> Lula confía en que STF avale su proclamación como ministro

Janot solicitó la anulación del nombramiento avalando la decisión del Ministro de la Corte Suprema, Gilmar Mendes, quien fue el que prohibió la posesión del cargo, medida que aún es discutida por el resto de los jueces del TSF.

Según el dictamen divulgado este viernes por el Procurador General de la República, "el momento del nombramiento, la inesperada anticipación del acto en que asumió el cargo y la circunstancia bastante fuera de lo común de envío de el acto del nombramiento refuerzan la percepción de desvío de finalidad". 

>> Brasil, golpe en gestación

El dato: El pasado mes de marzo, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue nombrado ministro de la Casa Civil, lo que en otros países se conoce como jefe de Gabinete o ministro de Presidencia.

En contexto

Tanto la jefa de Estado, Dilma Rousseff, como el expresidente Lula enfrentan una campaña de desprestigio por parte de sectores opositores que buscan generar una situación de ingobernabilidad en el país a quienes acusan de ser los responsables del fraude masivo en Petrobras.

Lula da Silva es investigado por el caso de corrupción de la petrolera. El 4 de marzo, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue víctima de detención arbitraria y coercitiva por parte de la Policía Federal. Fue sometido a largas horas de interrogatorios y no se hallaron pruebas en su contra. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.