• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El próximo 26 de septiembre se cumple un año de la desaparición de los estudiantes.

El próximo 26 de septiembre se cumple un año de la desaparición de los estudiantes. | Foto: EFE

Publicado 24 septiembre 2015

En las investigaciones se determinó que hubo un seguimiento previo por parte de las autoridades locales a las víctimas. 

En el marco del IX Simposio Internacional de Técnicas Criminalísticas Tecnigrin 2015, celebrado este jueves en La Habana (Cuba), fue analizado desde el punto de vista criminológico el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en México en septiembre de 2014.

A casi un año de la desaparición de los estudiantes, el tema fue presentado en el Palacio de Convenciones de La Habana por Edgar Eliazar, teniente de corbeta, y la criminóloga María Alvarado, miembros de un equipo de investigación independiente de México. 

Lea más: teleSUR estuvo 24 horas en Ayotzinapa

Las investigaciones de los especialistas determinaron que hubo un seguimiento previo por parte de las autoridades locales a las víctimas, de acuerdo a una prueba que evidenció la existencia de una comunicación radiofónica entre el entonces alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, y los puntos donde sucedieron los hechos.

Las pesquisas indicaron que los estudiantes fueron observados cuatro horas antes de los sucesos, esto se considera como "golpes de Terror" que garantizan la operatividad de las organizaciones criminales, pero todavía se desconoce porqué eligieron específicamente a esos 43 estudiantes, señaló Eliazar.

Informaron que las investigaciones han sido apoyadas principalmente por los testimonios de testigos oculares, puesto que en un inicio varias evidencias físicas fueron alteradas u ocultadas. 

María Alvarado indicó que en los hechos estuvieron involucrados autoridades tanto locales como estatales, federales y militares, de acuerdo con los resultados arrojados por la investigación criminológica.

En Contexto
La conclusión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR) de México emitida en octubre del 2014 apuntó que los estudiantes fueron detenidos por agentes policiales y entregados al grupo criminal “Guerreros Unidos”, que los habría asesinado e incinerados, versión rechazada por los familiares de los estudiantes.
Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México dio a conocer en mayo pasado que algunos de los 100 detenidos por el caso Ayotzinapa habían denunciado torturas para que se declararan culpables respecto al caso.
Sin embargo, peritos del Equipo Argentino de Antropólogos Forenses (EAAF) dudan de la versión de la PGR  y consideran que se debe hacer una investigación exhaustiva sobre la desaparición de los estudiantes. 
Aseguran que la identificación del segundo normalista es débil y “solo puede ser considerada como una posibilidad”.
 
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.