• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El portavoz de la ONU denunció que “las actividades de asentamientos son ilegales en virtud del derecho internacional”.

El portavoz de la ONU denunció que “las actividades de asentamientos son ilegales en virtud del derecho internacional”. | Foto: EFE

Publicado 31 marzo 2017

La ONU insiste en la solución de dos Estados para el conflicto entre Israel y Palestina, sin embargo, el primer ministro Benjamín Netanyahu continúa afianzando su política colonialista. 

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, expresó su "decepción y alarma" por los planes "ilegales" de Israel de construir nuevas viviendas.

Por su parte, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, informó este viernes que "(Guterres) ha condenado todas las acciones unilaterales que, como la actual, amenazan la paz y minan la solución de dos Estados".

La ONU manifestó su rechazo a la decisión del jueves del parlamento israelí, a petición del primer ministro Benyamin Netanyahu, de construir un nuevo asentamiento en la Cisjordania ocupada.

>>Guterres llama a la paz a países en guerra en cumbre de Ginebra

Dujarric denunció también que “las actividades de asentamientos son ilegales en virtud del derecho internacional”, para luego advertir que ese tipo de medidas representa “un obstáculo para la paz”.

El portavoz de la ONU también anunció que Guterres ha destacado sistemáticamente que no hay un plan B a que israelíes y palestinos vivan juntos en paz y seguridad.

Guterres afirmó el miércoles en la cumbre de la Liga Árabe que solo la solución de dos Estados podrá zanjar el conflicto. Sin embargo, con la orden del parlamento israelí, se cumple también la promesa de Netanyahu de construir nuevos asentamientos en los territorios ocupados palestinos.

>>Secretario General de la ONU pide mayor solidaridad con Mosul

Por su parte, Hanan Ashraw, diputada y líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), también condena el acto, lo cual, a su juicio, reveló que el Gobierno de Tel Aviv está avanzando “con sus políticas sistemáticas de colonialismo de asentamientos, apartheid y limpieza étnica, mostrando un total y evidente desprecio por los derechos humanos palestinos”.

“Israel está más comprometido con apaciguar a su población de colonos ilegales que con acatar los requisitos para la estabilidad y una paz justa”, condenó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.