• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 30 julio 2015

Los dirigentes piden cambiar la fecha de las elecciones generales pautadas para el 6 de septiembre en esa nación, así como la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC) protagonizará una nueva protesta el próximo miércoles 5 de agosto en las cabeceras de los 22 departamentos de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

 

Así lo anunció el dirigente campesino Francisco Sandoval, quien precisó que la petición de renuncia incluye también a los "jueces y magistrados corruptos y los 158 diputados” que dirigen esa nación.

Sandoval pidió a la Corte de Constitucionalidad realizar una Asamblea Nacional Constituyente y prorrogar las elecciones generales del próximo 6 de septiembre, pues asegura que no están dadas las condiciones para su realización.

Vea nuestra galería→ Marcha indígena en Guatemala exige renuncia de Pérez Molina

Los dirigentes del CNOC expresaron a través de una rueda de prensa su respaldo al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, por su trabajo contra la corrupción en ese país y luego de la publicación de un informe que revela la procedencia ilegal de recursos que financian las campañas políticas.

En Contexto

Pérez Molina es investigado por su presunta participación en hechos de corrupción desde que llegó al poder en 2012.

El mandatario sería cómplice de la banda de defraudación aduanera llamada La Línea, implícita en el contrato firmado entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y la farmacéutica Pisa, según el documento de denuncia del diputado Amílcar Pop.

La exvicepresidenta Roxana Baldetti renunció a su cargo luego de las protestas que iniciaron miles de guatemaltecos contra el presidente Pérez Molina, en la capital del país.

Los manifestantes piden la apertura de una investigación al mandatario por su supuesta responsabilidad en la adjudicación de un millonario contrato del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), de unos 14 millones de dólares con la farmacéutica Pisa, para el tratamiento de enfermos con insuficiencia renal.

Lea también→ Guatemala: se destapa un nuevo caso de corrupción
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.