• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 18 septiembre 2015

La Casa Blanca instó nuevamente al Congreso a levantar esa política, luego de que se diera a conocer la flexibilización de algunas restricciones comerciales. 

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, resaltó este viernes la eliminación de algunas restricciones al comercio con Cuba y reiteró el llamado al Congreso estadounidense para que levante el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla hace más de medio siglo. 

Durante una conferencia de prensa, el portavoz del Gobierno norteamericano sostuvo que la comunidad de negocios de Estados Unidos apoya estos cambios de regulaciones. 

En profunidad→ Cuba-EE.UU.

De acuerdo con Earnest, quitando algunas de estas restricciones se pueden mejorar los vínculos, pues afirmó que el bloqueo que se mantiene contra la nación antillana es una “política fallida de aislamiento que no trajo los resultados que nos gustarían ver en Cuba.”

Así, a pesar de promover modificaciones en la política hacia el país caribeño, ratificó la intención reiterada por el Gobierno estadounidense de promover cambios en el sistema de la isla, que en 1959 apostó por un proceso revolucionario a solo 90 millas de Estados Unidos. 

Flexibilización, pero se mantiene el bloqueo

Este viernes, a tan solo pocas horas de la visita del papa Francisco a Cuba, el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) anunció la flexibilización de una serie limitaciones legales contra la isla, pero sin un levantamiento definitivo del bloqueo impuesto a principios de la década del 60 del pasado siglo. 

De acuerdo con el Departamento del Tesoro de EE.UU., las medidas comenzarán a regir a partir del próximo 21 de septiembre y contemplan flexibilizar el viaje de los ciudadanos estadounidenses a Cuba, las operaciones de sus empresas con la nación caribeña, así como la autorización mediante licencia general de las remesas a Cuba y eliminan los límites para estas.

También se espera que permitan el transporte por barco de viajeros autorizados, sin embargo, continúan prohibiéndose los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba por motivos turísticos.

Además, se espera que los viajeros que entran entre las 12 categorías aceptadas por EE. UU. puedan abrir y mantener cuentas en los bancos de Cuba, lo que les permitirá tener acceso a fondos durante su estadía en la mayor de las Antillas.

Mientras tanto, las empresas de viajes y telecomunicaciones, medios de prensa, organizaciones religiosas, universidades y otras empresas estadounidenses podrán abrir oficinas o almacenes en la isla.

Pese a esta flexibilización, desde la nación norteamericana mantienen otras medidas coercitivas que han dejado pérdidas de hasta 121.192 millones de dólares a la economía cubana. 

Sepa más→ ¿Qué representa la reapertura de embajadas de Cuba y EE.UU.?

En contexto

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas e implantó un bloqueo comercial, económico y financiero contra Cuba hace más de 50 años, que le ha costado a la isla millones de dólares y ha impactado negativamente todos los sectores. 

El pasado 17 de diciembre, ambos países anunciaron la decisión de iniciar el proceso de la restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Tras el periodo de diálogo entre ambas naciones, el 20 de julio se restauraron esos nexos y se reabrieron embajadas en ambas capitales. 

A partir de esa fecha, se inició un proceso de negociaciones que busca dirigirse hacia la normalización de las relaciones bilaterales. El pasado 11 de septiembre, delegaciones de los dos países acordaron tres bloques de temas que guiarán la agenda de negociaciones, entre ellos el levantamiento del bloqueo, que de acuerdo con el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, sigue intacto pese a los avances conseguidos durante los diálogos diplomáticos. 

Lea también→ Negociaciones Cuba-EE.UU. se centran en tres bloques temáticos

Cuba todavía sigue bajo el bloqueo económico impuesto por EE.UU. que le impide exportar e importar bienes y servicios desde o hacia la nación norteamericana, ni utilizar el dólar para sus transacciones financieras internacionales o tener cuentas en esa moneda en otros países y otras limitaciones financieras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.