• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La investigación tiene como objetivo principal al jugador y a su padre que funge como manager.

La investigación tiene como objetivo principal al jugador y a su padre que funge como manager. | Foto: Reuters

Publicado 5 junio 2015

El proceso se originó por revelaciones difundidas en España, las cuales indican que si bien el Barcelona declaró una transferencia por 57 millones de euros, en realidad pagó 86,2 millones para evadir impuestos.

El Fisco brasileño ha abierto un proceso investigativo para verificar una posible evasión fiscal en la cuestionada transferencia del delantero Neymar al Barcelona; a raíz de la cual se originaron también labores de indagación en España.

Según informa este viernes la revista Época, la investigación fue abierta del 7 de abril de este año por el Fisco Federal brasileño, y tiene como objetivos principales al futbolista y a su padre, que oficia como representante del jugador.

El semanario añade, además, que seis días después de abrir un proceso que puede tener efectos administrativos y penales, el Fisco determinó la identificación y el inventario de parte del patrimonio de los investigados que pueda ser usado para el pago de una posible deuda tributaria, según la revista.

En relación a esto, el jefe de la Fiscalía en Santos (sureste de Brasil), Thiago Nobre Lacerda, detalló que la transferencia, ya sometida también a un proceso en España, es investigada porque hay sospechas de evasión fiscal y falsificación, entre otros delitos. Y añadió que en las próximas semanas la se podría presentar una denuncia criminal contra el padre de Neymar y todas las empresas involucradas en el fichaje del jugador.

La indagación la originó las revelaciones procedentes de España en el sentido de que el Barcelona, pese a haber informado oficialmente de que la transferencia tuvo un costo de 57 millones de euros, pagó en realidad 86,2 millones en un supuesto procedimiento para evadir impuestos.

En España la Fiscalía solicitó en marzo pasado multas millonarias y penas de dos años y tres meses de cárcel para el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y de siete años y seis meses para su antecesor, Sandro Rosell.

Por las irregularidades descubiertas en España, el presidente del Santos, Modesto Roma, interpuso una demanda de arbitraje ante la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) contra el club Barcelona y el delantero Neymar.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.