• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Iván Márquez apuntó que la inclusión del acuerdo especial en la Constitución asegura jurídicamente un eventual consenso de paz.

Iván Márquez apuntó que la inclusión del acuerdo especial en la Constitución asegura jurídicamente un eventual consenso de paz. | Foto: EFE

Publicado 7 mayo 2016

El jefe negociador de las FARC-EP defendió nuevamente la conformación de la guerrilla como movimiento político legal.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) insistieron en la necesidad de que se incluya en los convenios internacionales, contenidos en la Constitución de Colombia, un Acuerdo Especial para asegurar jurídicamente un eventual consenso de paz en el país.

>> FARC-EP y Gobierno colombiano podrían firmar la paz en junio

"Hay que entender que los acuerdos especiales hacen parte de los textos que conforman el Derecho Internacional Humanitario", señaló Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC-EP para los Diálogos de Paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, que se desarrollan en La Habana, Cuba

Desde el Palacio de Convenciones de la capital cubana, el insurgente agregó que los tratados que rigen actualmente el acuerdo de paz son extensiones de la Carta Magna, un tratado que prevalece sobre el orden interno del país.

Asimismo coincidió con la comisión del Gobierno en que se debe realizar una votación para determinar la opinión popular sobre lo pactado en La Habana, sin embargo, remarcó que esta acción debe realizarse luego de que se concluya el proceso de conversaciones.

>> Paramilitarismo en Colombia no garantiza una paz sostenible

Márquez exigió también la presencia de una representación de las FARC-EP en la audiencia de la Corte Constitucional colombiana, para exponer el punto de vista de la insurgencia sobre estos temas, así como para que se concrete la conformación de la guerrilla como un movimiento político legal.

Asimismo, apuntó a que el Gobierno debe dejar a un lado las iniciativas unilaterales y respetar las reglas "convenidas y acordadas" por ambas partes para avanzar hacia la paz del país.

>> Gobierno colombiano y FARC-EP no firmaron acuerdo de paz por diferencias

En contexto
Actualmente, las delegaciones del Gobierno y de las FARC-EP conversan sobre los mecanismos para legalizar y verificar un acuerdo que ponga fin al más de medio siglo de conflicto armado que vive Colombia.
El 23 de septiembre de 2015, la mesa de negociaciones de La Habana firmó un acuerdo sobre justicia para las más de 220 mil muertos y 7,8 millones de desplazados que ha dejado el conflicto. Este fue uno de los temas más complejos del proceso de paz, que para ese entonces estaba por cumplir tres años desde su inicio en noviembre de 2012.
A principios de 2016 los líderes de las FARC-EP vaticinaron que el 23 de marzo no se firmaría el acuerdo final y advirtieron a sus filas que si la paz no se firmaba en la fecha anunciada, los colombianos darían por entendido que las FARC-EP no estaban preparadas para poner fin a la guerra.
Efectivamente el acuerdo no se firmó por desacuerdo entre ambas partes en puntos sensibles y necesarios para lograr el cese del conflicto. Pero ninguno de los involucrados abandonó y ahora se estima que las FARC-EP y el Gobierno colombiano firmen la paz en junio de este año.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.