• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El tiroteo en la iglesia de Charleston sería el último de la serie de ataque de odio racial en Estados Unidos.

El tiroteo en la iglesia de Charleston sería el último de la serie de ataque de odio racial en Estados Unidos. | Foto: EFE

Publicado 24 junio 2015

Según un informe del centro de investigaciones New America, desde el 2011 han muerto más personas por atentados perpetrados por extremistas estadounidenses de ultraderecha que por radicales musulmanes.

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones New America compara las cifras de 48 personas asesinadas desde el 11 de septiembre de 2001 en manos de extremistas estadounidenses, con las 26 ultimadas por radicales mulsumanes.

Lea también: Tiroteo en iglesia de Carolina del Sur deja 9 muertos

Al difundir los datos del estudio, el diario The New York Times hizo referencia al tiroteo ocurrido la semana pasada en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur, donde murieron nueve afroamericanos en un solo acto, calificado por el presidente de esa nación, Barack Obama, como una muestra del "odio entre razas".

De acuerdo con el periódico, ese fue el último de una serie de ataques mortales por personas que pretenden preservar el odio racial.

Por otra parte, el diario cita el último recuento del New America en el que aseguran que los extremistas de derecha norteamericanos llevaron a cabo 19 ataques desde el 11 de septiembre, mientras que los militantes islámicos ejecutaron siete ataques mortales en el mismo periodo.

EN CONTEXTO

El pasado viernes, el abogado y defensor de los Derechos Humanos estadounidense Richard Cohen denunció que al aumento de los grupos que instigan al odio, se suman 260 mil crímenes cometidos en EE.UU., por racismo, xenofobia o ataques contra las minorías ideológicas o étnicas.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), determina que la segregación comprende cualquier acción que pretenda negar el derecho a la vida y a la libertad de las personas, divida la población por razas, impida que determinados grupos raciones participen en la vida social y torture o imponga condiciones vitales destinadas a la desaparición de personas.

En EE.UU. los hechos violentos contra afrodescendientes se repiten cada vez con más frecuencia. El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Personas Afrodescendientes instó el pasado sábado a incrementar las acciones para prevenir la violencia con armas de fuego y los crímenes motivados por prejuicios que afectan la seguridad de los afroamericanos, sus comunidades y la sociedad en general”, advirtieron, según una nota de la agencia Prensa Latina.

Lea también: La segregación racial sigue latente

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.