• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Autoridades ofrecerán más informaciones del caso en las próximas horas

Autoridades ofrecerán más informaciones del caso en las próximas horas | Foto: laprensagrafica

Publicado 22 agosto 2015

Autoridades informaron que la situación dentro del recinto se encuentra bajo control de los agentes de seguridad.

Un total de 14 reclusos murieron este domingo tras un enfrentamiento ocurridos entre facciones de la pandilla Barrio 18 en el penal de Quezaltepeque, al norte de San Salvador, capital de El Salvador, según informaciones oficiales

"Son 14 miembros de la pandilla 18 de la facción Revolucionarios los muertos producto de una purga interna", declaró el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, a la agencia de noticias AFP.

En ese sentido señaló que se emitirán informaciones oficiales en el transcurso de las próximas horas.

"Es una purga, ha habido una confrontación interna entre ellos, todavía no tenemos elementos de cuál pueda ser la motivación", resumió el director de Penales, Rodil Hernández.

Detalló que los agentes encargados de la seguridad interna notaron la ausencia de algunos detenidos cuando todos se disponían a regresar a sus celdas.

Tras notar la irregularidad "iniciaron una revisión en barriles de basura y hallaron los cuerpos. Hay que ver el informe de Medicina Legal (forense)", detalló el funcionario.

A través de su cuenta en la red social Twitter la Dirección General de Centros Penales (DGCP), ofreció más información preliminar sobre el caso:

Por su parte el secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, aseguró que la situación dentro del centro de reclusión se encuentra bajo control.

En contexto
Desde el 27 de julio, y por cuatro días, El Salvador vivió un paro del transporte público propiciado por amenazas de pandilleros, de los cuales 142 fueron acusados el pasado jueves por promover el boicot en este sector, Los hechos dejaron un saldo de nueve conductores muertos.
Los pandilleros fueron capturados por agentes de seguridad, en su mayoría, cuando repartían volantes con amenazas contra los transportistas.
Para hacer frente al boicot, el Gobierno salvadoreño anunció que implementaría un plan de seguridad para evitar más hechos de violencia.

No deje de leer: Violencia en El Salvador es herencia del pasado político.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.