• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Resolución de la ONU intenta "responsabilizar al Gobierno de Asad para cambiar el poder en Damasco", denunció Safrónkov.

Resolución de la ONU intenta "responsabilizar al Gobierno de Asad para cambiar el poder en Damasco", denunció Safrónkov. | Foto: International Financial Congress

Publicado 28 febrero 2017

Rusia, China y Bolivia vetaron este martes la resolución de la ONU contra el Gobierno sirio, por el supuesto uso de armas químicas.

El vicembajador de Rusia ante la ONU, Vladímir Safrónkov, señaló este martes que la obsesión de cambiar el Gobierno del presidente legítimo de Siria, Bashar al Assad, obstaculiza el proceso negociador y la solución al conflicto.

"La obsesión por este proyecto geopolítico todavía obstaculiza pensar claramente y tomar decisiones equilibradas para lograr la solución política no solo en Siria, sino también en otros numerosos focos de tensión en Oriente", afirmó Safrónkov.

El diplomático consideró que la resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), rechazada este martes por Rusia, China y Bolivia, que tenía como objetivo culpar al Gobierno de Siria del supuesto uso de armas químicas y sancionar al país sin pruebas de haber cometido ese crimen, también deseaba crear "unas condiciones adicionales para cambiar el poder en Damasco".

>> Rusia y China vetaron ante la ONU resolución contra Siria

La propuesta impulsada inicialmente por Francia, el Reino Unido y posteriormente por EE.UU., contó con el apoyo de Italia, Japón, Senegal, Suecia, Ucrania y Uruguay. Mientras que los representantes de Egipto, Etiopía y Kazajistán se abstuvieron a votar.

Es la séptima ocasión en los últimos cinco años que Rusia veta una resolución contra Siria en el Consejo de Seguridad a raíz del conflicto armado que estalló en ese país en 2011.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, denunció que las sanciones contra el Gobierno sirio son totalmente inapropiadas en la etapa actual del desarrollo de la situación en Siria.

>> "Consultas de Astaná sentaron bases para encuentro de Ginebra"

En los últimos meses, Rusia realizó intensas gestiones diplomáticas en cooperación con Turquía e Irán para lograr la retirada de los grupos armados de Alepo y establecer un alto el fuego en Siria vigente desde el 30 de diciembre.

Además, los tres países lograron organizar en Astaná dos encuentros internacionales con la asistencia de representantes de Damasco y la oposición armada (compuesta por mercenarios) y grupos terroristas como el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe), que son apoyados económicamente por potencias occidentales para derrocar al mandatario sirio Bashar al Assad.

Hasta ahora, el conflicto sirio ha cobrado la vida de al menos 300 mil personas y ha desplazado a más de cinco millones.

>> Turquía y Rusia trabajan para fortalecer armisticio sirio


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.