• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El actual

El actual 'número uno' de ETA, Mikel Irastorza, durante una intervención en 2009 cuando era portavoz del llamado Foro de Debate Nacional | Foto: El Mundo

Publicado 5 noviembre 2016

ikel Irastorza, jefe del aparato logístico militar de la banda, fue arrestado en Francia.

La policía francesa detuvo al dirigente de ETA, Mikel Irastorza, jefe del aparato logístico militar de la banda, según informó el Ministerio del Interior.

Irastorza fue arrestado en el interior de una vivienda de la localidad francesa de Ascain. La operación, que contó con la colaboración de la Guardia Civil, sigue abierta, por lo que se podrían producir más detenciones en las próximas horas, según Interior.

>>Izquierda vasca critica presencia de Rajoy en Acuerdo de Paz

Mikel fue la persona que asumió la dirección de los restos de ETA tras la caída de lo que sería su última cúpula, desarticulada por la Guardia Civil y las fuerzas de seguridad francesas hace apenas un año con la captura de David Pla e Iratxe Sorzabal.

El detenido ahora era un gran desconocido, cuando se alzó con la jefatura de la banda. Irastorza no tiene un historial sangriento a sus espaldas y fue portavoz del Foro de Debate Nacional, una plataforma impulsada por Eusko Alkartasuna (EA) y Batasuna.

ETA: organización separatista armada vasca Euskadi Ta Askatasuna (expresión en euskera traducible al español como "País Vasco y Libertad").

>>Normalidad y alta participación en comicios de Galicia y País Vasco

Desde que en julio de 2015 fueran detenidos Reta y Goienetxea, los expertos antiterroristas ya le situaban al frente del 'aparato logístico-militar', el responsable directo de desmantelar los zulos y preparar un futuro desarme que nunca termina de llegar. Irastorza -explican responsables de los servicios de información- ahora se habría hecho también con el control del 'aparato político' de la banda, máxima dirección de ETA.

En contexto

El pasado 20 de octubre ETA cumplió cinco años de haberse desmovilizado, desde que renunció definitivamente a la lucha armada.

Dejó una cifra de 829 personas muertas, 40 atentados, múltiples secuestros y varias campañas de extorsión con las que pretendían continuar su lucha por la independencia del País Vasco de España.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.