• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En Madrid tuvo lugar el mayor ataque terrorista jamás perpetrado en España.

En Madrid tuvo lugar el mayor ataque terrorista jamás perpetrado en España. | Foto: EFE

Publicado 11 marzo 2017



El 11 de marzo de 2004 aún es recordado con dolor por los españoles. Cuatro explosiones acabaron con la vida de casi 200 personas y dejó más de dos mil heridos.

Alrededor de las 7H40 hora local del 11 de marzo de 2004, al menos diez bombas estallaron en cuatro trenes de  la ciudad de Madrid (capital de España) repletos de personas que, como cada día, se desplazaban a sus lugares de trabajo o casas de estudios.

La confusión y el desconcierto llevó a pensar que la organización separatista vasca ETA era la responsable del ataque, dado sus historiales de atentados en España, teoría que fue respaldada por el Gobierno de ese entonces. Sin embargo, las investigaciones apuntaron que el hecho pudo ser perpetrado por la organización terrorista Al Qaeda.

Faltaban tres días para que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales donde se elegiría al nuevo sustituto de José María Aznar. Muchos vincularon la agresión al hecho de que Aznar apoyaba la guerra de Iraq.

>> Dejan en libertad sin fianza a cuñado del rey de España

¿Qué pasó exactamente?

La investigación realizada por autoridades españolas reveló que un grupo de hombres de tendencia radical islamista colocaron 13 morrales bomba en cuatro trenes en las cercanías de Madrid en la estación de Alcalá de Henares. Donde al menos tres de ellas no explotaron.  

Las bombas estaban fabricadas a base de dinamita, obtenida en una mina de Asturia, que a su vez contenía tornillos y clavos. El detonador era activado por una función del teléfono celular, específicamente, el despertador.

Las explosiones ocurrieron entre las 7H37 y las 7H40 hora local. La primera bomba estalló en la estación de Atocha donde murieron 35 personas, la segunda en la calle Téllez, donde perdieron la vida 63; la tercera en la estación de El Pozo donde fallecieron 65 y, finalmente, en la estación Santa Eugenia fallecieron 14. En total 191 personas perdieron la vida ese día.

>> Madrid: A 11 años de los atentados del 11-M

Posterior al ataque se encontró uno de los morrales que no explotó en el pozo. La Policía halló, además del explosivo, un teléfono con tarjeta SIM, la principal pista para descubrir a los autores que estaban alojados en un apartamento en la ciudad de Leganés, a las afueras de Madrid.

E 3 de abril de 2016, en un enfrentamiento con la policía, los presuntos responsables del suceso provocaron una enorme explosión que terminó con sus vidas y con la de un subinspector.

En el apartamento encontraron cintas de vídeo en las que el grupo se adjudicaba la autoría de los atentados.

Aún quedan incógnitas

A 13 años de la masacre persisten algunas dudas sobre el atentado y de las versiones mediáticas que ha tenido.

El caso ya ha sido juzgado, pero hay ciertos aspectos que aún se desconocen como quiénes fueron los sujetos que llevaron en una furgoneta las mochilas hasta Alcalá de Henares y las colocaron en los trenes o quién es el octavo fallecido en el piso de Leganés.

Otra de las incógnitas es si los autores actuaban como lobos solitarios o si recibían órdenes por parte de alguna estructura superior. Sobre este punto existen distintas versiones.

El profesor Fernando Reinares, investigador del Real Instituto Elcano y catedrático de Ciencia Política y Estudios de Seguridad en la Universidad Rey Juan Carlos, no cree posible que los atacantes fueran lobos solitarios y asegura que el ataque fue planeado en la ciudad paquistaní de Karachi por la organización terrorista Al Qaeda.

Por otra parte el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Reinares, quien en su libro Matadlos  (2013) intenta dar una respuesta al caso, argumenta que los atentados fueron realizados como represalia contra el desmantelamiento de una célula de Al Qaeda en España y no como consecuencia de la guerra de Iraq.

Mientras que el magistrado de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, quien fue el presidente del tribunal que juzgó el caso, cree que no hubo “una orden directa de Al Qaeda de cometer el atentado" ni en los procedimientos usados.

>> Detienen en España a presuntos integrantes de Daesh

El dato: En el año 2014 medios de comunicación publicaron una serie de documentos que contenían detalles de supuestas conversaciones que sostuvieron funcionarios del Gobierno de Aznar para apoyar la responsabilidad de ETA en los atentados que marcaron totalmente la historia de España.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.