• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La oposición de Brasil busca destituir a la presidenta.

La oposición de Brasil busca destituir a la presidenta. | Foto: Reuters

Publicado 21 marzo 2016

En condiciones normales los parlamentarios sesionan solo de martes a viernes, pero este lunes sostendrán su segunda reunión. 

Hay urgencia en la oposición de Brasil por continuar con las acciones que buscan sacar del poder a la presidenta Dilma Rousseff.

La Comisión Especial de la Cámara de Diputados, encargada de evaluar la solicitud de juicio político en contra de la mandataria, sostendrá este lunes su segunda reunión, un día inusual porque los parlamentarios no acostumbran a sesionar en ese momento.

Así lo manifestó la corresponsal de teleSUR, Adriana Robreño, quien refirió que esta comisión quedó definida la semana pasada y está conformada por 65 integrantes. Alrededor de 16 son investigados por el caso Lava Jato, por lo que consideró que hay que tener dudas de las opiniones que resulten de esta instancia. 

>> América Latina respalda a Rousseff y a Lula da Silva 

La prisa en adelantar el proceso se debe a que la presidenta y el Gobierno tienen 10 sesiones para manifestar su defensa y mientras más rápido avance la comisión, menos tiempo tendrán de prepararla.

"Por eso es que este proceso es promovido por el presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, quien está acusado de corrupción y lavado de dinero", dijo. 

Asimismo, indicó que de esta sesión seguramente saldrá el plan de trabajo que seguirán los parlamentarios. 

>> Rousseff demandará al senador Delcidio do Amaral por difamación

Ya Cunha había manifestado en declaraciones anteriores que le imprimirán toda la agilidad posible a este caso y este fin de semana se dieron a conocer declaraciones del diputado federal Paulo Pereira, quien manifestó que cuenta con mucha gente para financiar el impeachment.

Pereira también manifestó que entre los días 5 y 10 de abril ya la presidenta no estará en su cargo. 

Mientras la derecha mantiene sus ataques, los integrantes y líderes del Partido de los Trabajadores (PT) manifiestan su rechazo a esta estrategia para destituir a Rousseff.

El gobernador del estado de Minas Gerais, Fernando Pimentel, publicó una nota en la que repudió el impeachment y precisó que para iniciar un proceso de este tipo debe haberse configurado un crimen de responsabilidad y, en este caso, eso no existe. 

Asimismo, señaló que los que se dicen defensores de la democracia deben garantizar el cumplimiento del mandato de quienes fueron escogidos por el pueblo en elecciones.

En contexto

Desde el año pasado el Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.

Por ahora, el Congreso evalúa destituirla, y en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan.

El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, también es investigado por este caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.