• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El instituto Lula también denunció un "acoso mediático" contra el exmandatario.

El instituto Lula también denunció un "acoso mediático" contra el exmandatario. | Foto: EFE

Publicado 20 marzo 2016

El Instituto Lula denunció este domingo una campaña de "intimidación" judicial y mediática contra el expresidente y junto a sus abogados pidió que la corte suprema anule el bloqueo de su nombramiento ministerial. 

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva presentó este domingo dos recursos ante el Tribunal Supremo para evitar que el proceso abierto en su contra vuelva a la jurisdicción del juez Sergio Moro, el responsable del caso de corrupción en Petrobras. 

De acuerdo a los abogados el primer recurso fue presentado ante el magistrado Teori Zavascki, responsable de dos causas abiertas en el Supremo que cuestionan el nombramiento de Lula como ministro, y la segunda fue dirigida al presidente de la corte, Ricardo Lewandowski.

El segundo está firmado por seis renombrados juristas y, al igual que en el primero, solicita que el Supremo anule la decisión tomada el pasado viernes por un magistrado de esta corte ordenando la suspensión cautelar del nombramiento de Lula como ministro. 

"Lula no ha sido acusado de ningún crimen, incluso después de haber sido sometido a una verdadera invasión [de su vida privada] y a intimidaciones en los últimos meses", el instituto Lula también denunció un "acoso mediático".

>> Pueblo brasileño dice "no habrá golpe"

En la solicitud los juristas argumentan que el juez Moro puso escuchas "ilegales" contra Lula, su familia y contra el bufete de abogados que le representa y después ordenó la divulgación de las grabaciones, incluyendo conversaciones entre el expresidente y su sucesora, Dilma Rousseff.

Lula denunció también la "masacre mediática" a la que asegura que está siendo sometido, debido a la "filtración ilegal" de pruebas a la prensa y por "falsas delaciones" de otros sospechosos que se han acogido a acuerdos de colaboración con la Justicia.

Detalles

En esa decisión cautelar tomada el pasado viernes, el magistrado del Supremo Gilmar Mendes anuló el nombramiento de Lula como ministro, con lo que le privó del fuero privilegiado asociado a ese cargo y ordenó que su causa regrese al tribunal de Curitiba dirigido por el juez Moro.

Este juez es responsable de haber aplicado 93 condenas en los últimos dos años a implicados en el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, también ordenó que Lula fuera interrogado en una comisaría el pasado 4 de marzo y puso escuchas telefónicas para investigar al expresidente.

En ambos recursos, los abogados de Lula argumentaron que el magistrado Mendes se excedió en sus competencias al tomar una decisión sobre la jurisdicción del proceso abierto en contra del exmandatario, que es investigado por supuestos delitos de lavado de dinero y falsificación.

Por ello solicitaron a otro juez del Supremo, Teori Zavascki, que anule la decisión de su colega de forma cautelar, hasta que el pleno de la Corte analice el caso.

En Contexto 
Desde el año pasado, el Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar su Gobierno y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la Jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras. 
Por ahora, el Congreso está evaluando destituirla, y en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras se realizan las averiguaciones. 
El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, también está siendo investigado por este caso. El 4 de este mes fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.   

>> Rousseff demandará al senador Delcidio do Amaral por difamación


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.