• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, el primero de casi 600 personas, recibió e inició el recorrido de la antorcha por la ciudad anfitriona de los juegos.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, el primero de casi 600 personas, recibió e inició el recorrido de la antorcha por la ciudad anfitriona de los juegos. | Foto: EFE

Publicado 3 agosto 2016

La antorcha olímpica llegó este miércoles a Río de Janeiro en velero como un tributo al deporte que más medallas olímpicas le ha reportado a Brasil: la vela.

Tras haber pasado por 324 ciudades brasileñas en los últimos tres meses, la antorcha olímpica finalmente desembarcó este miércoles en Río de Janeiro, a dos días para que se realice la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos Río 2016. A bordo de un velero comandado por siete medallistas olímpicos brasileños, los atletas rindieron tributo a la vela, el deporte que más medallas le ha dado a Brasil en la historia olímpica.

>> Brasileños dicen "fuera Temer" a 5 días para los JJOO 2016

Tras su desembarco en la ciudad que acogerá el evento deportivo, la antorcha inició su recorrido en el velero Aileen, anclado en Niteroi una la ciudad separada de Río de Janeiro por un puente de 14 kilómetros. En dicho velero Brasil conquistó una plata en los Olímpicos de Estocolmo 1912.

La antorcha luego fue embarcada en el velero Lady Lou para atravesar la Bahía de Guanabara entre Niteroi y Río de Janeiro en un viaje en que participaron los siete regatistas brasileños que han conquistado medallas olímpicas en este deporte: Torben Grael, Lars Grael, Clínio Freitas, Isabel Swan, Nelson Falcão, Marcelo Ferreira y Ronnie Senfft.

EL DATO: Torben Grael, uno de los mayores medallistas olímpicos de Brasil, es, junto con el exfutbolista Pelé, uno de los favoritos para encender el pebetero en la ceremonia inaugural de los Juegos en el legendario estadio Maracaná.

A pocos metros para que la llama olímpica llegara a Río de Janeiro, fue embarcada en un bote conducido por doce remeros de la Marina de Guerra de Brasil. Finalmente tocó tierra y fue transportado por Torben y Lars Grael.

>> Suspenden a la atleta rusa Yelena Isinbáyeva de Río 2016

La antorcha fue recibida en la Escuela Naval por el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, el primero, de casi 600 personas, en conducir la antorcha entre el miércoles y el viernes por 27 barrios y diferentes sitios turísticos de la ciudad, en el que se incluye el Cristo del Corcovado, el morro del Pan de Azúcar, la Ciudad del Samba, el Sambódromo y el Teatro Municipal. 

Se tiene previsto que una vez en Río de Janeiro, la antorcha también surfee en una playa de la ciudad en las manos del surfista Rico de Souza y que también viaje en el VLT, el moderno tranvía inaugurado el mes pasado para sustituir a la mayoría de las líneas de autobuses que pasan por el centro de la ciudad. Entre otros deportistas que la conducirán serán los exfutbolistas Jairzinho, Zagallo y Tulio, el jinete Rodrigo Pessoa y la jugadora de voleibol playa Sandra Pires.

El recorrido del jueves culminará en Copacabana, la playa más emblemática de la ciudad. Luego, a primera hora del día viernes, su jornada iniciará nuevamente en el Corcovado, con una ceremonia religiosa encabezada por el arzobispo de Río, Joao Orani Tempesta.

>> ONU pide respetar tregua olímpica durante Juegos de Río 2016

En contexto
El 5 de agosto en el estadio de Maracaná el último portador llevará la antorcha a la ceremonia de apertura de Río 2016. Estos son los primeros Juegos Olímpicos que se celebran en Sudámerica con 10 mil atletas de 206 países.
La antorcha fue encendida el pasado 21 de abril en una ceremonia tradicional en la que se remembró cómo los antiguos atletas griegos, los primeros en celebrar las olimpiadas, invocaban al dios Apolo. Durante seis días la antorcha recorrió 2 mil 234 kilómetros en Grecia antes de marchar a Brasil, el 27 de abril.
Este 2016 se cumplen 80 años desde el primer encendido de la llama en Olimpia en los Juegos Olímpicos modernos. Esta ceremonia inició como una estrategia propagandística de la Alemania nazi para los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.