• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Afganistán ha estado sumida en más de 13 años de conflicto por influencias de Occidente.

Afganistán ha estado sumida en más de 13 años de conflicto por influencias de Occidente. | Foto: AFP

Publicado 24 julio 2015

Pese a que los talibanes no han confirmado que asistirán al encuentro, se tiene previsto que se reúnan a finales de julio en China.

El Gobierno de Afganistán informó este viernes que la segunda fase de “negociaciones de paz” con el grupo armado talibanes se llevará a cabo el 30 o 31 de julio, en el que aprovechará la oportunidad para solicitar un “alto el fuego” en el conflicto que tiene más de 13 años.

La información se obtuvo a través del miembro del Alto Consejo para la Paz (HCP), (órgano gubernamental), Mohamed Ismail Qasimyar.

Lee: Afganistán: Gobierno y talibanes se sientan a hablar de paz

Para Qasimyar “Afganistán pedirá un alto al fuego”, por lo que “vamos a insistir y a presionar durante este encuentro para un alto al fuego”, reiteró.

Hasta ahora no se ha concretado el lugar del encuentro, sin embargo, el funcionario indicó queChina pudiera ser el sitio de reunión.

Este hecho fue calificado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Washington (capital de Estados Unidos) como avance en el proceso de paz. Mientras tanto, los talibanes no han ratificado el encuentro, al contrario se mantienen en combate.

Le puede interesar: Afganistán: Explosión deja cinco muertos y 17 heridos

En Contexto:

Desde el recrudecimiento de la violencia talibán en Afganistán a finales de 2014, cientos de ciudadanos han tenido que desplazarse para huir de los ataques.

En mayo, los afganos marcharon en el distrito de Bagram, provincia oriental de Parwan, para protestar contra la presencia de tropas extranjeras, lideradas por Estados Unidos (EE.UU.)  en la nación y exigir su inmediata retirada. Los manifestantes gritaban “Abajo Estados Unidos” y “Abajo la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)”.

Unos 10 mil efectivos de la fuerza militar estadounidense permanecen en Afganistán. En 2001, la OTAN invadió el país centroasiático para “luchar” contra el terrorismo. No obstante, la inseguridad ha aumentado y la cifra de fallecidos entre civiles y militares afganos sigue creciendo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.